Rol de las Imágenes Cardiovasculares en Pacientes con Cáncer

Las imágenes cardiovasculares tienen un rol primordial en la evaluación del riesgo basal cardiovascular en pacientes que reciben drogas potencialmente cardiotóxicas y/o radioterapia, detectan el daño cardiaco relacionado con el tratamiento del cáncer, valoran enfermedad cardiovascular pre existente, caracterizan las masas cardíacas, evalúan el daño vascular, etc. Todo ello es analizado en el documento confeccionado por tres áreas de la Sociedad Europea de Cardiología, donde se destacan las ventajas y limitaciones de cada una de las modalidades de imágenes: ecocardiografía 2D, 3D, resonancia cardíaca (RC), medicina nuclear y angio-tomografia computada.

Los aspectos más relevantes de este documento son:

– Los servicios de cardio-oncologia deben tener protocolos de estratificación y seguimiento, manteniendo un balance entre el uso racional de los métodos y la máxima seguridad del paciente.

– La definición de cardiotoxicidad NO es unánime entre las diferentes sociedades de cardiología y oncología, pero todas se basan en la caída de la fracción de eyección del VI. La FEy debe ser cuantificada inicialmente por ecocardiografía, preferentemente 3D. En pacientes con inadecuada ventana US se recomienda la RC y en quienes esta ultima está contraindicada, no está disponible o hay discrepancias en las mediciones, se recomienda realizar MUGA. En todos los casos se recomienda constatar frecuencia cardiaca y tensión arterial.

– Se destaca el valor de la resonancia cardíaca en la caracterización tisular, en el diagnóstico de miocarditis y enfermedades infiltrativas.

-Los pacientes deben tener una evaluación ANTES, DURANTE y al FINALIZAR el tratamiento del cáncer.:

  • Antes, realizando una estratificación individualizada de riesgo de cardiotoxicidad, que permita establecer la frecuencia de monitoreo, optimizar el tratamiento de su ECV pre existente y controlar los factores de riesgo.
  • Durante el tratamiento, para detectar precozmente daño miocárdico a través de biomarcadores y de las imágenes, por ejemplo, mediante la disminución del SLG del VI por ecocardiografía, disminución de la masa VI por RMC, alteración metabólica detectada por PET, entre otras.
  • Al finalizar el tratamiento, se recomienda identificar los pacientes que requerirán seguimiento con imágenes por largos periodos (jóvenes, con ECV pre existente, deportistas competitivos, etc.) y aquellos que no.

– Algunos pacientes tratados con antraciclinas presentan remodelado ventricular, atrofia de los miocitos y disminución de la masa del ventrículo izquierdo, con fracción de eyección preservada. En ellos recomiendan un seguimiento a largo plazo.

– En pacientes con enfermedad coronaria o riesgo de eventos isquémicos relacionados con el esquema planificado, se recomiendan pruebas de apremio con las tres modalidades, preferentemente aquellas libres de radiación. En casos muy específicos recomiendan la angio-tomografía coronaria con score de calcio.

-Se recomienda evaluar también parámetros de función diastólica, volumen y strain de la aurícula izquierda, función del ventrículo derecho, presiones pulmonares (este último especialmente en pacientes que reciben dasatinib). Así como valorar el pericardio, los vasos y las válvulas cardíacas, particularmente en pacientes expuestos a radioterapia.

– Se aguardan resultados de estudios en curso, que están implementando medidas de cardio-protección, en pacientes con alteraciones detectas en las imágenes cardiovasculares que predicen disfunción ventricular.

– Finalmente los autores plantean la importancia de lograr una vigilancia adecuada que permita disminuir la cardiotoxicidad y evitar interrumpir el tratamiento del cáncer.

 Sin lugar a dudas, este documento es de lectura imprescindible para todo cardiólogo que monitorea pacientes con cáncer.

Dra. Silvia Makhoul

Referencia

  1. Čelutkienė J, Pudil R, López-Fernández T etval. The role of cardiovascular imaging in cancer patients receiving cardiotoxic therapies: A Position statement on behalf of the Heart Failure Association (HFA), the European Association of Cardiovascular Imaging (EACVI) and the Cardio-Oncology Council of the European Society of Cardiology (ESC). Eur J Heart Fail . 2020 Jul 4.  doi: 10.1002/ejhf.1957.
Sobre el autor

INSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!