Mortalidad en pacientes CON STEMI sin factores de riesgo modificables estándar: un análisis desglosado por sexo de los datos del registro SWEDEHEART

(Mortality in STEMI patients without standard modifiable risk factors: a sex-disaggregated analysis of SWEDEHEART registry data)

Autor/a: Prof Gemma A Figtree, Phil Stephen T Vernon, MBBS, Nermin Hadziosmanovic, MSc, et al.

Ref (1) Fuente: The Lancet DOI:https://doi.org/10.1016/S0140-6736(21)00272-5 

Acrónimos:

STEMI: infarto de miocardio con elevación del ST.

SMuRF: factores de riesgo convencionales modificables (hipertensión, diabetes, hipercolesterolemia y tabaquismo).

En mayo de 2021 la revista The Lancet (1) publicó el análisis retrospectivo en pacientes adultos que presentaron primer infarto de miocardio con elevación del ST (STEMI) utilizando los datos del registro sueco de infarto de miocardio SWEDEHEART. El período de tiempo analizado fue entre el 2005 y el 2018.

Las características clínicas y los resultados de los pacientes adultos (edad ≥18 años) con y sin  factores de riesgo modificables (SMuRF) se examinaron en general y por sexo. Se excluyeron los pacientes con antecedentes conocidos de enfermedad arterial coronaria.

El resultado principal fue la mortalidad por todas las causas a los 30 días después de la presentación del STEMI. Los resultados secundarios incluyeron mortalidad cardiovascular, insuficiencia cardíaca e infarto de miocardio a los 30 días.

Los datos más significativos de este análisis retrospectivo:

– De 62.048 pacientes con STEMI, el 14.9% (9228) no tenían SMuRF alcanzando umbrales diagnósticos.

– De 62.048 pacientes con STEMI, el 33% eran mujeres.

– La mediana de edad fue similar entre pacientes con SMuRF y pacientes sin SMuRF (68 años [IQR 59–78]) vs 69 años [60-78], p<0·0001).

– Los pacientes sin SMuRF tuvieron una tasa similar de intervención coronaria percutánea que aquellos con al menos un factor de riesgo modificable, pero recibían menos tratamiento farmacológico al alta (estatinas, IECA o ARA II o bloqueadores Beta). Esta disparidad fue más pronunciada entre las mujeres.

– A los 30 días de la presentación, la mortalidad por todas las causas era significativamente mayor en pacientes sin SMuRF (relación de riesgo 1·47 [IC del 95% 1·37–1·57], p<0·0001). Siguió siendo significativo después de ajustar por edad, sexo, fracción de eyección del ventrículo izquierdo, creatinina y presión arterial, pero se atenuó al incluir la prescripción de farmacoterapia (IECA o ARA II, β -bloqueante o estatinas) al alta.

– Las mujeres sin SMuRF tuvieron la mortalidad más alta de 30 días (381 [17·6%] de 2164), seguidas por las mujeres con SMuRF (2032 [11·1%] de 18 220), los hombres sin SMuRF (660 [9,3 %] de 7064) y hombres con SMuRF (2117 [6,1%] de 34,600).

– Los pacientes sin SMuRF tenían una tasa significativamente mayor de mortalidad por todas las causas hospitalarias que los pacientes con uno o más SMuRF (883 [9·6%] frente a 3411 [6·5%], p<0·0001).

– El infarto de miocardio y la insuficiencia cardíaca a los 30 días fueron menores en pacientes sin SMuRF.

– La mortalidad por todas las causas siguió aumentando en el grupo sin SMuRF durante más de 8 años en los hombres y hasta los 12 años en las mujeres.

Conclusiones

Este estudio demostró que los pacientes que presentaron un STEMI, sin SMuRF y en ausencia de enfermedad arterial coronaria preexistente, presentaban un riesgo significativamente mayor de mortalidad por todas las causas, en comparación con aquellos con al menos un SMuRF, esto fue particularmente evidente en las mujeres. Tendencia que se mantuvo durante el seguimiento.

Demostró que el aumento de las tasas de mortalidad temprana se atenúan con el uso de los tratamientos indicados por las guías, dejando en claro la necesidad del uso de farmacoterapia respaldada por la evidencia actual inmediatamente posterior al infarto, independientemente del bajo riesgo percibido.

Los pacientes sin SMuRF tuvieron una mayor mortalidad a los 30 días después del STEMI, en el resultado primario (11,3% frente a 7,9%) y en mortalidad intrahospitalaria (9,6% frente a 6,5%).

Las mujeres sin SMuRF tuvieron la tasa de mortalidad más alta a los 30 días (17,6%).

Además, la proporción de pacientes con STEMI sin SMuRF ha aumentado con el tiempo, poniendo en evidencia que en diagnóstico y control de los factores de riesgo convencionales y modificables no dan respuesta a todos los eventos cardiovasculares con los que nos enfrentamos. Aún existen piezas que debemos conocer e indagar, como los factores de riesgo no convencionales, sobre todo en la mujer, cuya tasa de mortalidad pone de manifiesto la imperiosa necesidad de incluir una evaluación específica de género.

Dra. Alejandra Avalos

Dra. Alejandra Avalos

Médica Cardióloga, CardioVillegas, Área Corazón y Mujer Distrito Oeste SAC.
Dra. Alejandra Avalos

Dra. Alejandra Avalos

Médica Cardióloga, CardioVillegas, Área Corazón y Mujer Distrito Oeste SAC.
SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!