Incidencia, predictores y pronóstico de las complicaciones hemorrágicas tardías posterior al implante valvular aórtico percutáneo

Incidence, Predictors, and Prognostic Impact of Late Bleeding Complications After Transcatheter Aortic Valve Replacement
Philippe Généreux, David J. Cohen, Michael Mack, Josep Rodes-Cabau, Mayank Yadav, Ke Xu, Rupa Parvataneni, Rebecca Hahn, Susheel K. Kodali, John G. Webb, Martin B. Leon.
J Am Coll Cardiol. 2014;64(24):2605-2615. doi:10.1016/j.jacc.2014.08.052

Comentario: Dr. Fernando Guardiani

Antecedentes

Se desconoce la incidencia y el impacto pronóstico de las complicaciones hemorrágicas tardias después del reemplazo valvular aórtico percutaneo (TAVI).

Objetivos

El objetivo de este estudio fue identificar la incidencia, los predictores y el impacto pronóstico de las complicaciones hemorrágicas mayores (CHM) posterior a los 30 días del implante de un TAVI.

Métodos

Se analizaron los resultados clínicos y ecocardiográficos de los pacientes que se sometieron a TAVI en estudios de cohorte, randomizados y del registro continuo del PARTNER (Placement of Aortic Transcatheter Valves). Se evaluó la asociacion entre los predictores de CHM a los 30 días y al año.

Resultados

Entre 2.401 pacientes que se sometieron a TAVI y sobrevivieron a los 30 días, 142 (5,9%) pacientes presentaron CHM con una mediana de tiempo de 132 días (Rango intercuartilo: 71-230 días) después de la intervención inicial. Las complicaciones gastrointestinales (n = 58 [40,8%]), las complicaciones neurológicas (n = 22 [15,5%]) y las caídas traumáticas (n = 11 [7,8%]) fueron las causas más frecuentes de las CHM.

Los predictores independientes de CHM fueron la presencia de niveles bajos de hemoglobina al inicio del procedimiento, la fibrilación o aleteo auricular al inicio del procedimiento o a los 30 días, la presencia de leak periprótesico moderado a severo a los 30 días y los pacientes con mayor masa ventricular izquierda a los 30 días. Las CHM son un fuerte predictor independiente de mortalidad a los 30 días y al 1 año (HR: 3,91; intervalo de confianza del 95%: 2,67 a 5,71; p <0,001).

Conclusiones

Las CHM posteriores al implante de un TAVI son frecuentes y se asocian a un mayor riesgo de mortalidad. Debemos realizar un tratamiento antitrombótico individualizado en los pacientes que se les realiza un TAVI dado que son una población con alto riesgo de sangrado.

Posts relacionados

Deje su comentario

INSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!