Una mujer vuelve a presidir la SAC

Posted On 12 Dic 2018
Comment: Off

Por Alejandra Folgarait

nota-acto-academico-img-1

La Academia Nacional de Medicina fue nuevamente el escenario perfecto para el acto que celebra los logros anuales de la Sociedad Argentina de Cardiología y de sus miembros. También fue el estrado desde donde se celebró la trayectoria de grandes médicos y se renovó oficialmente la Comisión Directiva. Sobre todo, fue un espacio donde se desplegó el agradecimiento de los cardiólogos hacia sus colegas y se renovó la esperanza en las nuevas generaciones.

El tradicional Acto Académico de la SAC comenzó al atardecer del 11 de diciembre con palabras del presidente saliente. Ricardo Migliore repasó los hitos más importantes del año y subrayó un cambio de paradigma en cuanto a la relación con los distritos. La exitosa realización de ocho jornadas interdistritales, en las que participaron alrededor de 3.000 médicos, técnicos y enfermeros, mostró el protagonismo de los cardiólogos de todos los distritos argentinos.

Migliore destacó, también, los cambios en el estatuto de la SAC y la creación de dos nuevos Consejos: Cardioncología y Cardiometabolismo.

En cuanto a los 7 webinars, 16 cursos presenciales y virtuales, los ateneos virtuales y la transmisión por internet del Curso universitario de especialización en Cardiología, reflejaron el esfuerzo de la SAC para llegar a todos los puntos del país. El desarrollo de la app móvil, por parte de SAC Joven, fue otro ejemplo de la actualización tecnológica de la Sociedad, que busca incluir a los millenials utilizando plataformas virtuales de última generación.

Tras la entrega de los premios del 44° Congreso Argentino de Cardiología, el reconocimiento especial al cardiocirujano José Navia congregó todos los aplausos, que se extendieron a los cardiólogos que cumplieron 50 años como miembros titulares de la SAC.

nota-acto-academico-img-2

Quizás el momento más emotivo del acto fue el discurso de la nueva presidenta de la SAC. Ana Salvati planteó los lineamientos futuros de su gestión, que se propone incorporar a los jóvenes y fomentar la transmisión de la Cardiología. “Debemos derribar las fronteras territoriales, el conocimiento tiene que llegar a todas partes”, alentó Salvati. Además, la cardióloga llamó a fortalecer el área de Consensos y profesionalizar la comunicación. Finalmente, Salvati recordó a Liliana Grinfeld, quien fue la primera presidenta mujer de la SAC y, hasta el martes a la noche, la única cardióloga que había ocupado ese cargo. A partir de ahora, Ana Salvati se suma al prestigioso listado de los líderes máximos de la SAC.

“Tenemos que hacer honor a las mujeres luchando para acceder a todos los puestos con un trabajo de calidad, basado en el mérito, el esfuerzo y el compromiso”, enfatizó Salvati, quien destacó especialmente la labor realizada por la comisión de Corazón y Mujer, y el enfoque de género a la hora de atender las enfermedades cardiovasculares.

Si bien Salvati remarcó el rol de la SAC en la formación académica, aclaró que “los pacientes seguirán siendo nuestra prioridad”. De ahí la relevancia que tendrá en su gestión la plataforma WikiCardio, desarrollada por la SAC para llevar información confiable a los pacientes y sus familiares.

El Acto Académico cerró la noche con aplausos y un cuarteto de cuerdas. Fue una ocasión memorable para reforzar el compromiso con la SAC, “la casa de todos los cardiólogos”, como la definió Salvati.

nota-acto-academico-img-3

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!