Acto Académico 2015: una noche inolvidable

Por Alejandra Folgarait

Acto Académico 2015: una noche inolvidable

El 3 de diciembre es el Día del Médico y, como cada año, los profesionales de la Sociedad Argentina de Cardiología lo celebraron con un Acto Académico en el que se trazaron balances del año transcurrido; cambiaron las autoridades de la SAC; se entregaron premios a la investigación; y se nombraron nuevos responsables de áreas y de distritos en todo el país.

A hora de la cita, el cielo descargó una de esas lluvias torrenciales que acompañan a las temperaturas tórridas en Buenos Aires. No importó. Con paraguas o chapoteando a paso rápido, los cardiólogos igualmente llegaron al hermoso edificio de la Academia Nacional de Medicina con el objetivo de honrar a sus pares y, de algún modo, también festejarse a sí mismos.

Bajo el maravilloso techo del Aula Magna se ubicaron los máximos responsables de la conducción de la SAC y decenas de médicos llegados desde todos los puntos del país. En el estrado estaban Guillermo Fábregues y Daniel Berrocal, presidente saliente y entrante, respectivamente, de la SAC. También compartían el escenario Hernán Doval, director de la Revista Argentina de Cardiología, Roberto Peidró, presidente de la Fundación Cardiológica a partir de 2016, Miguel Ángel González, electo vicepresidente primero y Bibiana de la Vega, electa vicepresidente segunda. Todos cantaron una original versión del Himno Argentino que combinó la tradición clásica con la música folklórica del país.

Sin duda, el 2015 quedará en la memoria como un año de cambios notables en la institución. Como subrayó Guillermo Fábregues, presidente saliente de la SAC, a lo largo de este período no sólo se llevaron a cabo tres grandes congresos cardiológicos con miles de participantes. También se hicieron reformas en la sede de la SAC que recuperaron el esplendor de la casa y modernizaron sus instalaciones. Además, se desarrollaron nuevos proyectos educativos virtuales y presenciales, se enriqueció la página web y se lanzó el sitio WikiCardio, con información confiable para todos los pacientes.

Fábregues destacó el rol de SAC Joven y subrayó que este año “se implementó un gerenciamiento transversal, se redujo el déficit económico y se cambió el paradigma de los Congresos, haciéndolos verdaderamente participativos y sumando a otras sociedades médicas”.

“Siempre creí en los finales felices”, concluyó Fábregues. “A lo largo de 2015 me sentí un director de cine que ocupa distintos roles mientras filma su gran película, que se llamaría en este caso ´Un año inolvidable´.”

La emoción y los aplausos se multiplicaron cuando llegó el homenaje al cardiólogo Guillermo Kreutzer. Pionero de la cardiocirugía y perteneciente a una legendaria familia de cardiólogos dedicados a los niños, Kreutzer repasó su inmensa carrera en el Hospital de Niños de Buenos Aires, recordó sus sinsabores durante la dictadura militar, y mencionó a sus maestros y discípulos, que se cuentan por centenares en todo el mundo. Con 20.000 cirugías cardiovasculares en su haber y dos hijos que continúan sus pasos, Kreutzer hizo una defensa del hospital público y transmitió a los presentes, que lo escuchaban con profunda admiración, el mensaje que él mismo recibió, allá por 1963: “Trabajar, trabajar y publicar”.

La entrega de premios a decenas de investigadores durante el Acto confirmó que la Cardiología sigue siendo una disciplina de avanzada dentro de la medicina. Si bien la producción científica es uno de los pilares de la SAC, los cardiólogos enfatizaron que el objetivo principal de la institución es formar mejores médicos para ofrecer una mejor atención a los pacientes y, con ayuda de otros profesionales, lograr una disminución de un 25% la mortalidad cardiovascular en la Argentina para 2025.

“Es muy importante no perder de vista nuestro objetivo”, insistió Daniel Berrocal, al cerrar el encuentro. “¿Qué es la SAC?”, se preguntó en voz alta el nuevo presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología. “En última instancia, es una organización no gubernamental, sin fines de lucro, que persigue el bien público. Todo lo que hacemos en la SAC es para la salud cardiovascular de la población argentina”, afirmó el prestigioso hemodinamista, quien agradeció a sus colegas del Hospital Italiano de Buenos Aires -donde trabaja hace 25 años-, a sus maestros -Jorge Belardi y Liliana Grinfeld-, y a su familia. “En el Día del Médico, recordemos que trabajamos con tres objetivos: salvar una vida, cuando es posible; aliviar el dolor; y, también, llevar consuelo”, finalizó Berrocal, en una noche que muchos recordarán no por la tormenta sino por los aplausos y las emociones compartidas.

Acto Académico 2015: una noche inolvidableEl presidente de la SAC durante 2015, Guillermo Fábregues, da la bienvenida al próximo presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología, Daniel Berrocal.

Deje su comentario

INSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!