80 Aniversario: la quinta década de la SAC

Posted On 23 Ago 2017
Comment: Off

Por Alejandra Folgarait

80 Aniversario: la quinta década de la SAC

Fundada el 9 de abril de 1937, la Sociedad Argentina de Cardiología comienza su primer medio siglo de vida fortalecida por la exitosa realización del Congreso Mundial de Cardiología en Buenos Aires (1974), por la adquisición de su nueva y definitiva sede en Azcuénaga 980, y por la creación de la Fundación Cardiológica Argentina (FCA), el área dedicada a la comunidad.

Si bien la SAC es una sociedad científica y educativa que no interviene en asuntos políticos, el contexto nacional e internacional de la quinta década (1977-1987) impactó en su funcionamiento. En este sentido, el gobierno militar, la guerra de Malvinas y la hiperinflación desatada a fines de estos diez años generaron cambios en los planes de la SAC, que emergió fortalecida de los desafíos.

Quizás el rasgo más saliente de este período es la creciente apertura de la SAC, que se propone trabajar integrada con todas las sociedades médicas de Argentina, al mismo tiempo que representa a la Cardiología argentina frente a organismos internacionales y afianza lazos con la comunidad cardiológica rioplatense.

La Comisión Directiva comienza a funcionar con representantes rotativos de todos los servicios de Cardiología. Es de destacar, además, que en 1977 asume por primera vez como presidente un cirujano cardiovascular, el doctor Jorge Albertal. En los años siguientes se crea el Colegio Argentino de Cardiología, como representante gremial de los médicos cardiólogos, y se funda CARDIOMET, una mutual para facilitar el acceso a equipos médicos y otros insumos.

La Biblioteca de la SAC nace en 1979 por iniciativa del doctor Alberto Demartini, entonces presidente de la SAC y uno de los primeros historiadores de la Cardiología argentina. Además de llevar cursos de formación y entrenamiento cardiológico a todos los puntos del país, la SAC firma por ese entonces un convenio con la Facultad de Medicina de la UBA para impartir el Curso Superior de Médico cardiólogo, que se transformaría luego en la Carrera de médico especialista en Cardiología. En 1981 la SAC otorga por primera vez este título oficial. Los residentes, a su vez, crean CONAREC, una organización que recibe el total apoyo de la SAC. De hecho, el doctor Jorge Trongé, que asume la presidencia de la SAC en 1982 con apenas 41 años, es el primer dirigente de ese nivel que ha pasado por una Residencia.

Es durante la quinta década de la SAC cuando se crean los Consejos Científicos para contribuir a la formación continua de los cardiólogos en subespecialidades. Los primeros cinco Consejos son los de Fonomecano y Ecocardiografía; Enfermedad de Chagas; Ergometría y Rehabilitación cardiovascular; Hemodinamia y Radiología cardiovascular; y Cardiología Nuclear. También se crea en 1980 el Consejo de Hipertensión Arterial “Eduardo Braun Menéndez”, según recuerda el libro “Aportes para la historia de la Cardiología argentina”, de José Milei, Federico Pérgola y colaboradores.

En 1981 comienzan a funcionar ocho distritos regionales, agrupados en las siguientes zonas: Patagonia, Córdoba (que durante este período adquiere su sede propia), Bahía Blanca, Río Cuarto, Atlántico y Este, Oeste y Centro de la provincia de Buenos Aires. En ese año, la SAC y la FAC organizan en forma conjunta el XVIII Congreso de Cardiología argentino y, también, el X Congreso Sudamericano de Cardiología. Con el dinero recaudado en estos eventos, la SAC logra finalizar el equipamiento de su área educativa.

La Revista Argentina de Cardiología celebra su cincuentenario en 1984. También durante ese año se reformulan los estatutos de la Fundación Cardiológica Argentina, que desde entonces deberá ser presidida por un médico: el doctor Bernardo Boskis es el primero en asumirla.

El Congreso Argentino de Cardiología de 1985, que se celebra en el Centro Cultural San Martín, de Buenos Aires, se transforma en un hito histórico cuando llega a inaugurarlo el presidente Raúl Alfonsín y los transeúntes de la calle Corrientes se agolpan para saludarlo. “Es importante subrayar que durante la quinta década de la SAC se modificó la organización de los congresos”, agrega Trongé. “Al asumir la organización en lugar de dejarla en manos de terceros, la SAC consiguió disminuir significativamente los costos de los encuentros científicos y generar mayores beneficios para la Sociedad. Además, se introdujeron en los congresos los simposios de la industria, que antes no existían”. Con los flamantes cambios, los Congresos de la SAC se hicieron cada vez más multitudinarios y asumieron el liderazgo en la región latinoamericana.

En 1987, la SAC festeja sus propios 50 años y la primera década de la FCA, lo que motiva la realización de un Congreso Internacional junto con el Congreso Argentino de Cardiología. Ese año también se instituye el premio Fundación Pedro Cossio, en honor al gran cardiólogo fallecido en 1987.

Los años ´90 se acercan con renovados aires políticos y con nuevos avances científico-tecnológicos como la angioplastia y los stents, los desfibriladores implantables, la ecocardiografía doppler y los fármacos para reducir el colesterol. La Cardiología, nuevamente, se prepara para un salto cualitativo en la formación de los especialistas, el diagnóstico y la atención de los pacientes.

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!