¿Menos sodio o más potasio? esa es la cuestión

Comentario del artículo: 

Zhang M, Juraschek SP. Potassium: To Add or to Replace…That Is the Question. Hypertension 2023 May;80(5):966-968. doi: 10.1161/HYPERTENSIONAHA.123.20855 

El consumo elevado de sodio, así como el bajo nivel de ingesta de potasio en la dieta, se asocia al desarrollo de hipertensión arterial (HTA), a un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular y de muerte prematura. De aquí que la sugerencia de la reducción en la ingesta de sodio en toda la población representa una estrategia rentable para prevenir la HTA y las enfermedades cardiovasculares. Los ensayos aleatorios sobre la reducción del consumo de sodio en la dieta, así como los ensayos con suplementos de potasio en la dieta, han demostrado claros efectos en la reducción de la presión arterial. Los sustitutos de la sal, que reemplazan parte del cloruro de sodio en la sal regular por cloruro de potasio, combinan estos efectos en un solo producto. Por su parte el estudio SSaSS (Salt Substitute and Stroke Study) demostró los beneficios de utilizar un sustituto de la sal en términos de reducción de eventos cardiovasculares y mortalidad. Este estudio fue llevado a cabo en 20.995 participantes provenientes de 600 aldeas rurales de China y tuvo un diseño abierto y aleatorizado por grupos. La edad media de los participantes fue de 65,4 años, el 49,5% eran mujeres, el 72,6% tenía antecedentes de ACV y el 88,4% antecedentes de HTA. La duración media del seguimiento fue de 4,74 años. Los participantes fueron divididos en dos grupos: control, en el que los participantes utilizaron sal común o regular (100% cloruro de sodio) o grupo intervención, en el que utilizaron un sustituto de la sal (75% de cloruro de sodio y 25% de cloruro de potasio). Los resultados demostraron que el uso del sustituto de sal en relación al consumo de sal regular redujo un 14% la tasa de ACV (p=0.006), 13% la tasa de eventos cardiovasculares graves (p<0.001) y 12% la mortalidad (p<0.001). La tasa de eventos adversos graves atribuidos a hiperpotasemia no fue significativamente mayor con el sustituto de la sal en relación con la sal regular (p=0.76). Sin embargo, continuaba siendo objeto de debate qué parte de la reducción del riesgo era atribuible a la reducción de sodio o al aumento de la ingesta de potasio y cuál debería ser la cantidad estimada de potasio para lograr beneficios similares en términos de eventos cardiovasculares y de mortalidad. Recientemente, el mismo grupo de trabajo resolvió este interrogante al cuantificar la cantidad de sal enriquecida con potasio utilizada por un subgrupo de participantes del ensayo (n=4.366) para comprender la magnitud del efecto en la reducción del riesgo. Para ello procedieron a determinar la diferencia media en la excreción de potasio de 24 horas entre ambos grupos como también la diferencia proyectada correspondiente a la ingesta de sodio entre los grupos y compararla con la diferencia determinada a través de la excreción de sodio. De esta manera, observaron que los beneficios se lograron al consumir 8,8 g/d de sal enriquecida con potasio, lo que equivalía a reemplazar el 72 % de los 12,2 g/d de consumo habitual de sal al inicio del estudio. Teniendo en cuenta este valor, la reducción prevista en la excreción urinaria de sodio entre ambos grupos fue de -0,79 g/d, superior a la reducción observada que fue -0,35 g/d. Esta diferencia se debería a la sustitución incompleta de la sal regular por sal enriquecida con potasio, ocasionando que los participantes de este grupo también consumieran 3,9 g/día de sal regular a partir de diferentes fuentes.  

Como conclusión podemos decir que, incluso un reemplazo incompleto de la sal regular con sal enriquecida con potasio podría mejorar la salud humana. No obstante, debemos resaltar que los beneficios señalados de la substitución de sal enriquecida con potasio provienen a partir de una población con una cultura alimentaria en donde el 76 % del sodio dietario se agrega durante la preparación de comidas en el hogar, no siendo el caso de otras culturas en donde la mayor parte del sodio se agrega principalmente a los alimentos fuera del hogar, como restaurantes y durante el procesamiento de los alimentos. En estos casos, la substitución de sal en el hogar tendría poco impacto, siendo una solución alternativa simplemente aumentar la ingesta de potasio a través de diferentes estrategias, entre otras, suplementación o fortificación. 

Figura. Estrategias para aumentar el consumo de potasio en toda la población

Logotipo, nombre de la empresaDescripción generada automáticamente

Modificado de “Yin X et al. Hypertension 2023 May;80(5):956-65” 

Lecturas recomendadas 

  • Yin X, Paige E, Tian M, et al. The Proportion of Dietary Salt Replaced With Potassium-Enriched Salt in the SSaSS: Implications for Scale-Up.  Hypertension 2023 May;80(5):956-965. 
  • Neal B, Wu Y, Feng X, et al; SSaSS Trial. Effect of Salt Substitution on Cardiovascular Events and Death. N Engl J Med 2021;385(12):1067-1077. doi: 10.1056/NEJMoa2105675. 
  • Filippini T, Naska A, Kasdagli M-I, et al. Potassium intake and blood pressure: a dose-response meta-analysis of randomized controlled trials. J Am Heart Assoc 2020;9(12):e015719. 
  • Greer RC, Marklund M, Anderson CAM, et al. Potassium-enriched salt substitutes as a means to lower blood pressure: benefits and risks. Hypertension 2020;75:266-74. 
  • Huang L, Trieu K, Yoshimura S, et al. Effect of dose and duration of reduction in dietary sodium on blood pressure levels: systematic review and meta-analysis of randomised trials. BMJ 2020;368:m315.
Dr. Marcelo R. Choi

Dr. Marcelo R. Choi

Médico (UBA) especialista en Nutrición e Hipertensión Arterial. Farmacéutico UBA. Prof. Titular Regular UBA. Investigador CONICET Instituto Alberto Taquini (IATIMET). Vocal del Comité Ejecutivo del Consejo Argentino de Hipertensión Arterial (SAC). Vocal de la Comisión Directiva de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial (SAHA). Coordinador del grupo de trabajo de Farmacología y Farmacoterapia (SAHA).
Dr. Marcelo R. Choi

Dr. Marcelo R. Choi

Médico (UBA) especialista en Nutrición e Hipertensión Arterial. Farmacéutico UBA. Prof. Titular Regular UBA. Investigador CONICET Instituto Alberto Taquini (IATIMET). Vocal del Comité Ejecutivo del Consejo Argentino de Hipertensión Arterial (SAC). Vocal de la Comisión Directiva de la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial (SAHA). Coordinador del grupo de trabajo de Farmacología y Farmacoterapia (SAHA).

Programa PIUKE 2024

El próximo sábado 24 de febrero, el distrito regional Viedma de la Sociedad Argentina de Cardiología, realizará el primer programa de prevención cardiovascular rural de

Leer Más >>

INSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!