El corazón y la medicina de la India: algunos apuntes

Posted On 29 Feb 2016
By :
Comment: Off

El corazón y la medicina de la India: algunos apuntes

La medicina ayurveda o sánscrita clásica es uno de los sistemas médicos más antiguos de mundo, desarrollada en círculos brahmánicos. De acuerdo con la mitología hindú su autor fue el mismísimo Brahma, el Primer Maestro del Universo. Dhanvantari, un avatar o encarnación terrestre del dios Vishnú, nacido del océano con una copa de amrita, el néctar de la inmortalidad, una caracola, un libro y hierbas medicinales en sus manos, fue el primer médico conocido según la tradición. Enseñó ayurveda a una larga línea de sabios, hasta que sus principios fueron llevados al lenguaje escrito. Destacan los tratados de 2 grandes médicos, Sushruta (siglo VII A.C) y Caraka (siglo II D.C.) Pero se dice que los textos que han sobrevivido son solo sombras de las enseñanzas de Brahma.

A partir de la creencia común en el Oriente de la correspondencia entre el cosmos y el hombre, y de que las sustancias del mundo vegetal, animal y mineral sirven para regular las sustancias del organismo humano, persigue el conocimiento (veda) necesario para prolongar la vida (ayus). Ayurveda, la ciencia de la longevidad: un conjunto de prescripciones, consejos y tratamientos, con una concepción humoral del cuerpo (tres humores, aire, bilis y flema, cuyo predominio relativo define características físicas particulares, y mayor propensión a determinadas patologías) y la idea de que los cambios del cuerpo y la mente están firmemente entrelazados. La enfermedad surge por el desequilibrio entre los humores. Caraka describió 80 dolencias vinculadas con desórdenes del aire, 40 de la bilis y 20 de la flema.

Para la medicina ayurveda el corazón (artha, mahat, hrdaya) es el centro del cuerpo y el asiento de la mente, el sustrato y fundamento del resto del organismo. Vinculado con tronco, cabeza y extremidades, órganos y conciencia en sus distintos estados, no es sin embargo el único sostén de la vida. La duración de la misma, la actividad física y mental están también regidas y sostenidas por hábitos saludables y el entorno.

Todo lo que se siente depende del corazón, sede de la energía vital, la fuerza, la esencia de la vida (ojas). Ojas es la esencia de todos los tejidos corporales, “como la miel es la esencia de las flores recogida por las abejas”; marca el inicio de la vida en el embrión, y entra en el corazón en el instante mismo de la concepción. Algunos dicen que son solo 8 gotas de ojas en el corazón las que mantienen la vida; una disminución por pequeña que sea lleva a la muerte.

Diez conductos principales (mulasira) que arrancan del corazón, mucho más gruesos en el su origen que en su terminación, son los encargados de llevar la energía vital y el pulso al resto del organismo. Terminaban generando 700 venas (sira), entre ellas 100 en cada pierna, 32 en la pelvis, 16 en los flancos, 48 en espalda, abdomen y cuello, 40 en tórax, 16 en maxilar inferior y otras 16 en la lengua, 56 en los ojos, 60 en la frente, 16 en las orejas y 12 en el cráneo. Noventa y ocho de ellas no deben cortarse por ninguna causa.

Según la tradición hindú, de los siete chakras (palabra que significa rueda) mayores o centros energéticos que se distribuyen a lo largo de la columna vertebral desde la base del cráneo hasta el periné, el cuarto, Anahata, es el que corresponde al corazón. Es interesante señalar que los chakras situados por arriba se vinculan con lo intelectual y espiritual, y los situados por debajo con lo emocional y la sexualidad. Anahata es el chakra vinculado con el equilibrio y el amor espiritual; su símbolo son 12 pétalos de loto que rodean formando un círculo a una estrella de 6 puntas, hecha de 2 triángulos superpuestos, uno que apunta hacia abajo (el cuerpo) y otro hacia arriba (lo espiritual).

Reducir la medicina de la India a la ayurveda no es justo. Hubo y hay, además, sobre todo en la región rural, medicina siddha (característica del sur del subcontinente, con componentes ayurvédicos pero también fuerte influencia de la alquimia y el esoterismo), medicina unani (de raíz griega e islámica), medicina de tradición yóguica, la práctica de curanderos, sanadores y chamanes, y, desde ya, la medicina occidental. Aunque el gobierno dedica la mayor parte el presupuesto en salud al desarrollo de la medicina occidental moderna, financia sin embargo organismos que promueven la enseñanza de aquellas prácticas que como la ayurveda se remontan al inicio de la historia.

El corazón y la medicina de la India: algunos apuntes

Jorge Thierer

Fuentes consultadas

P Gargantilla. Breve historia de la medicina. Ed. Nowtilus 2011.

L M Magner. A History of Medicine. Taylor & Francis Group 2005.

J Arnau. La medicina india. Según las fuentes del Ayurveda. Ed Kairós 2013.

 

INSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!