Antibiótico Vía Oral para el tratamiento de la Endocarditis Infecciosa. Un cambio de paradigma

La endocarditis infecciosa (EI) es una patología con una alta morbi-mortalidad. El tratamiento depende del tipo de válvula afectada, del lado del corazón comprometido y del tipo de paciente, pero básicamente se limita a tratamiento quirúrgico y/o tratamiento antibiótico prolongado y por vía endovenosa. Esto último no es un detalle menor porque implica que el paciente debe permanecer internado por hasta 6 semanas en el hospital o ser externado con un acceso endovascular con toda la logística que ello implica.

El grupo Danés diseñó el estudio POET “Partial Oral versus Intravenous Antibiotic Treatment of Endocarditis”, para evaluar la eficacia de realizar la mitad del tratamiento antibiótico por vía oral y reducir así los tiempos de internación, las complicaciones locales y sistémicas por los accesos venosos y por lo tanto la morbilidad que el propio tratamiento conlleva.

Entre los años 2011 y 2017 se incluyeron 1954 pacientes con EI de los cuales únicamente 400 (20%) cumplían los criterios de inclusión (CI) del estudio y pudieron ser randomizados. Los pacientes debían estar recibiendo tratamiento antibiótico endovenoso por EI del lado izquierdo por lo menos hacía 10 días, ya fuera de válvula nativa o protésica, estar estables, y con hemocultivos positivos para Enterococo, Estreptococo, Enterococo fecalis, Stafilococo aureus o Stafilococo caogulasa negativo unicamente. Se excluyeron pacientes con EI de válvulas derechas, y con sospecha de inadecuada absroción gastrointestinal. El tiempo de tratamiento antibiótico post randomización fue de 17 días promedio para la rama Vía Oral y 19 días en el grupo Endovenoso. Los pacientes fueron seguidos durante los 6 meses posteriores al inicio del estudio.

El punto final primario combinado; muerte de cualquier causa, cirugía cardiovascular no planeada, eventos embólicos o recaída de bacteriemia con patógeno primario; ocurrió en 9% de los pacientes asignados a vía oral y 12% de aquellos a vía endovenosa (p= 0.4), alcanzado por ende el criterio de NO INFERIORIDAD. Este fenómeno se repitió en todos los subgrupos predeterminados y en los puntos finales secundarios (muerte de cualquier causa y recaída de bacteriemia) tampoco se observó diferencias estadísticamente significativas.

Como conclusión, el tratamiento antibiótico vía oral parcial es tan efectivo como el tratamiento completo por vía endovenosa, siempre y cuando estemos frente a un paciente con EI de válvula izquierda por alguno de los gérmes citados, estable, y con adecuada absorción gastrointestinal.

Dra. María Sol Andrés

Posts relacionados

INSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!