Necesidad de una mejor y más amplia capacitación en cardio obstetricia: Encuesta nacional de cardiólogos, miembros del equipo cardiovascular y becarios de cardiología

Entre los países industrializados, los Estados Unidos tienen la tasa más alta de mortalidad materna. Aproximadamente dos tercios de esas muertes son de causa cardiovascular y en su mayoría prevenibles.

La atención de las mujeres embarazadas con enfermedad cardiovascular (ECV) o en riesgo de padecerla cubre un amplio espectro, que incluye:

  • el asesoramiento previo a la concepción
  • el tratamiento de las ECV durante el embarazo y el posparto
  • el asesoramiento y la atención preventiva de mujeres con complicaciones del embarazo que tienen un riesgo mayor de ECV futura.  

La ECV se ha incrementado en mujeres adultas y el embarazo en ellas las expone a un riesgo mayor de sufrir complicaciones durante la gestación y el puerperio.

Los médicos cardiólogos que asisten a estas mujeres reciben poca capacitación formal y reportan grandes lagunas de conocimiento en cardio obstetricia.

Durante junio y julio de 2020, se realizó una encuesta transversal enviada por correo electrónico a un grupo representativo de 5091 médicos miembros del Colegio Americano de Cardiología (ACC). Los participantes eran cardiólogos generales, becarios en formación (del inglés “fellow in training”, FIT) y miembros del equipo cardiovascular (del inglés “cardiovascular teams”, CVT).

Las preguntas de la encuesta se refinaron a través de un proceso iterativo que involucró a expertos en cardio obstetricia y contó con 24 ítems que abarcaban:

  • atención a la mujer gestante/puérpera
  • competencia personal en el manejo de enfermedades del corazón en pacientes embarazadas y no embarazadas
  • presencia y composición en la institución de un equipo dedicado de cardio-obstetricia
  • formación/educación previa en cardio obstetricia
  • necesidades y recursos educativos deseados.

Sólo el 10% completó la encuesta: 311 especialistas en cardiología, 139 FIT y 51 miembros de CVT.

Menos de un tercio de los médicos informaron que evalúan a una paciente embarazada o que amamanta al menos una vez al mes.

La mayoría de los cardiólogos (42 %) y los FIT (40 %) ven a estas pacientes sólo cada 3 a 6 meses, mientras que el 51 % de los miembros de CVT nunca se involucran en el cuidado de una mujer embarazada o puérpera.

Las 5 razones más comunes para la consulta entre todos los encuestados fueron:

  1. hipertensión
  2. arritmia
  3. enfermedad cardíaca valvular
  4. insuficiencia cardíaca
  5. preeclampsia

Tanto los cardiólogos, como FIT y CVT informaron niveles bajos de confianza al recomendar anticoncepción a mujeres con ECV y al tratar cardiopatías congénitas complejas tanto en pacientes embarazadas como no embarazadas.

De los médicos encuestados, el 66 % de los cardiólogos y el 94 % de los miembros del CVT no recibieron instrucción sobre cardio-obstétrica durante su formación.

Sólo el 13% consideró que su entrenamiento en asistir a embarazadas con ECV fue adecuado durante su capacitación.

El 83% de los FIT informaron que no tienen un módulo de cardio obstetricia en su programa de capacitación.

Los hallazgos de esta encuesta sugieren que, aunque el 30% de los cardiólogos evalúan a una paciente embarazada al menos mensualmente y 86% al menos anualmente, una gran proporción se siente incómodo al brindar atención a estas pacientes.

Los hallazgos clave incluyen:

  • la mayoría de los encuestados (76%) carecen de acceso a un equipo dedicado a la cardio-obstetricia
  • sólo el 29% de los cardiólogos recibieron capacitación en cardio obstetricia durante su formación
  • el 83% de los FIT actuales reportan ningún entrenamiento formal en cardio-obstetricia.

Los resultados de la encuesta destacan una gran necesidad de aumentar las oportunidades educativas disponibles para los médicos en ejercicio, los miembros de CVT y los FIT.

Al revisar la mortalidad materna se ha identificado que, a menudo, las principales causas que contribuyen al exceso de muertes cardiovasculares se vinculan con fallas en el diagnóstico rápido y en la prescripción de un tratamiento efectivo. Lo cual pone en evidencia la necesidad de un mayor conocimiento de temas de cardio-obstetricia en cardiólogos y otros grupos de médicos, como los que brindan medicina de emergencia y atención primaria, que a menudo son los primeros en evaluar a estas mujeres.

La encuesta muestra múltiples brechas en los estándares de entrenamiento.  Claramente hay un mayor nivel de comodidad para el manejo de la enfermedad cardíaca en la paciente no embarazada en comparación con la paciente gestante para todos los grupos encuestados (cardiólogos, FIT y miembros de CVT).

Los especialistas en cardiología encuestados reconocen que la cardio obstetricia es un área vital de nuestro campo y están interesados ​​en la educación sobre el tema dado que no se sienten seguros en el manejo de ECV en mujeres embarazadas o lactantes.

Veronica Crosa

Veronica Crosa

Miembro del Área Corazón y Mujer
Veronica Crosa

Veronica Crosa

Miembro del Área Corazón y Mujer
Consejos científicos
Comunicaciones SAC

La Telemedicina vino para quedarse

Desde consultas virtuales, monitoreo de pacientes a distancia, interconsultas entre profesionales de distintos puntos del país e inclusive del exterior, hasta el uso de inteligencia

Leer Más >>

INSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!