Comentario de artículo: Determinantes socioeconómicos de la salud y los resultados cardiovasculares en las mujeres: tema de revisión de JACC

J Am Coll Cardiol. 2021 noviembre, 78 (19) 1919–1929

En noviembre de 2021 se publicó en la revista JACC como tema de la semana los determinantes socioeconómicos de la salud cardiovascular en las mujeres.

Este artículo pone de manifiesto que existen disparidades socioeconómicas en los factores de riesgo y en los resultados cardiovasculares en las mujeres, en particular en las que tienen orígenes raciales o étnicos minoritarios y muchos son potencialmente MODIFICABLES.

Pertenecer a múltiples grupos sociodemográficos subrepresentados suele ser un aditivo con respecto a los efectos adversos para la salud. Ciertas condiciones de enfermedad cardiovascular (ECV) continúan afectando de manera desproporcionada a las mujeres, incluido el accidente cerebrovascular (ACV), insuficiencia cardíaca con fracción de eyección conservada e infarto de miocardio (IAM) con arterias coronarias normales.

Los factores que contribuyen a esta realidad son la reducción del acceso a la atención médica, los bajos niveles de ingresos y apoyo social, la falta de diversidad entre los médicos de cardiólogos y la escasa representación de la mujer dentro de los ensayos clínicos.

PRINCIPALES DETERMINANTES SOCIOECONÓMICOS QUE AFECTAN ADVERSAMENTE A LAS MUJERES

EDUCACIÓN. Un menor nivel educativo se asocia con un mayor riesgo de ECV, incluido el riesgo de IAM y mortalidad cardiovascular, prediciendo peores resultados a corto y largo plazo. En pacientes con IAM sometidos a intervención coronaria percutánea, la menor educación fue la única variable socioeconómica asociada con eventos CV mayores y mortalidad. Una posible explicación es la tendencia a tener un mayor número de factores de riesgo de ECV, como así también diferencias en los procedimientos de intervención, en el seguimiento y en la adhesión al tratamiento.

CÓDIGO POSTAL. En el estudio REGARDS (Reasons for Geographic and Racial Differences in Stroke), el código postal se incluyó en una puntuación de riesgo multivariable de determinantes sociales de la salud (DSS) para predecir eventos cardiovasculares incidentes.

APOYO SOCIAL. Un nivel más bajo de apoyo social es un factor de riesgo psicosocial reconocido de ECV. En la Women’s Health Initiative, un menor apoyo social mostró una asociación modesta con la mortalidad por todas las causas entre las mujeres sin ECV previa, pero no entre las que tenían antecedentes de ECV.

BARRERAS DE COMUNICACIÓN (LENGUAJE /CULTURAL). Las barreras del idioma conducen a una comunicación deficiente entre el paciente y el médico, generando una menor satisfacción del paciente y del médico con más resultados adversos globales.

ORIENTACIÓN SEXUAL. Las personas de minorías sexuales (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero) experimentan estrés crónico y disparidades en el empleo, los ingresos, la educación y el acceso a la atención médica debido a la discriminación, la victimización y el rechazo interpersonal, incluidos los prejuicios explícitos e implícitos experimentados en los entornos de atención médica. Las mujeres de minorías sexuales, en particular, tienen niveles más altos de diabetes, hiperlipidemia, hipertensión, obesidad, enfermedades cardiovasculares, infarto de miocardio y accidente cerebrovascular. Las lesbianas y las mujeres bisexuales tienen más factores de riesgo de ECV, como el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y un índice de masa corporal más alto que las mujeres heterosexuales en modelos ajustados, lo que podría indicar vías para un mayor riesgo en estas mujeres.

En este articulo los autores describen una serie de POSIBLES SOLUCIONES prometedoras, dado que los DSS representan fundamentalmente un problema social, muchas de las soluciones requieren cambios de la formulación de políticas de salud.

Ponen de manifiesto el lugar que cada uno, como participe de la cadena del sistema de salud, juega en el tratamiento de los DSS dentro de su esfera de influencia, adjudicando a cada uno su responsabilidad en esta problemática.

Las soluciones propuestas pueden afectar positivamente los resultados cardiovasculares en las mujeres al modificar múltiples factores de riesgo socioeconómico y afectar potencialmente a una población amplia y diversa de mujeres.

CONCLUSIONES

Los determinantes socioeconómicos de la salud son los principales contribuyentes a las disparidades continuas de sexo y raza-etnia que experimentan las mujeres con respecto a los factores de riesgo cardiovascular y los resultados, siendo muchos de ellos MODIFICABLES. Los factores clave en estas disparidades incluyen la pobreza, el racismo, la geografía, la educación y el acceso a un seguro médico.

Todas las barreras mencionadas anteriormente pueden mitigarse optimizando el acceso a la salud a través del cambio de políticas de salud, mejorando el acceso físico a la atención en mujeres con limitaciones geográficas o de transporte, abordando el racismo estructural, reforzando el apoyo comunitario entre las mujeres de minorías raciales y étnicas, invirtiendo en ciencia específica de sexo y género e incorporando estas barreras en nuestra prestación de atención médica (tanto a nivel personal como sistémico).

Superar las disparidades que afectan la salud cardiovascular de las mujeres incluye cambios en las políticas, educación y capacitación, innovaciones en la prestación de atención médica y diversificación de la cardiología.

Se necesita pensar a la mujer como parte de un todo y no de un todo una simple parte.

Dra. Alejandra Avalos

Dra. Alejandra Avalos

Médica Cardióloga, CardioVillegas, Área Corazón y Mujer Distrito Oeste SAC.
Dra. Alejandra Avalos

Dra. Alejandra Avalos

Médica Cardióloga, CardioVillegas, Área Corazón y Mujer Distrito Oeste SAC.

INSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!