Asociación de la enfermedad cardiovascular aterosclerótica precoz con alto riesgo de cáncer

La enfermedad cardiovascular y el cáncer son las principales causas de muerte a nivel mundial.  En EEUU, según datos del Centro Nacional de Estadísticas de la Salud y Centro para el control y prevención de enfermedades, ocurre en 310/100000 habitantes.

Hay un creciente interés científico en una posible asociación de ambas patologías, debido a Factores de Riesgo compartidos (tabaco, obesidad, diabetes) y mecanismos patogénicos en común (inflamación crónica).

La mayoría de las investigaciones actuales de cardio-oncología se centran en el tratamiento de la Enfermedad cardiovascular y los efectos secundarios cardiotóxicos del tratamiento del cáncer, así como en las potenciales perdidas económicas por inactividad en años de productividad y mayor utilidad de recursos de la salud.

Este estudio fue diseñado para evaluar una posible asociación entre ambas patologías.

Se realizó la encuesta telefónica más grande del Mundo de una muestra aleatoria en Residentes de EEUU de Conductas de Riesgo relacionadas con la Salud y uso de Servicios.

Se definió como Enfermedad Vascular Prematura a IAM o ACV en menores de 55 años.

Primero se dividió en 2 grupos con y sin Enfermedad Vascular. Luego por Modelo Multivariado de Regresión Logística se estudió la asociación de Enfermedad Vascular Prematura con Cáncer ajustado a Comorbilidades tradicionales (edad, sexo, tabaquismo, dislipemia, Hipertensión Arterial, Consumo de alcohol) e Influencia de determinantes sociales y acceso a la atención de salud, nivel de educación, retrasos en la atención medica por motivos económicos y lugar de residencia.

Todos estos resultados se ajustaron por sexo y raza.

También se analizaron subgrupos secundarios para definir personas con Enfermedad Vascular muy precoz (menor a 45 años).

El estudio incluyo 748000 personas entre 18 y 55 años. El 97.7% (719568) no tenían Enfermedad Vascular Prematura y el 3.3% (28522) si la tenían.

Las características entre los que tenían Enfermedad Vascular Prematura eran:  Raza negra, menores ingresos, bajo nivel educativo, residencia en estados con pobre salud pública, HTA, DBT, IRC, obesos y dificultades al acceso médico por inconvenientes económicos. De este grupo de pacientes la incidencia de Cáncer fue de 13.7% vs 3.9% del grupo sin Enfermedad Vascular Prematura (OR IC 3.86, P< 0.01). Estos resultados eran más consistentes entre las personas con muy Prematura Enfermedad Vascular. Los tipos de Cáncer más frecuentes fueron de cabeza y cuello, genitourinarios y mama.

Hay un interés creciente en el estudio de la interacción entre la Enfermedad Cardiovascular y el Cáncer. Si bien la mayoría de los trabajos estudiaron los efectos del tratamiento del Cáncer en el corazón, en alguno de ellos se sugiere una posible asociación de mayor riesgo de cáncer en aquellas personas que tienen enfermedad cardiovascular y Factores de Riesgo tradicionales preexistentes y curiosamente el control y tratamiento de los mismos atenúan el riesgo, dicha atenuación es mayor cuando se asocia a Factores Socioeconómicos.

Así mismo, a pesar de tener Factores de Riesgo, las personas jóvenes no creen estar enfermas y por lo tanto, no tratan ni modifican sus estilos de vida. Este hecho es más significativo en mujeres jóvenes.

Estos hallazgos hacen pensar en la necesidad de Prevención en adultos jóvenes en particular en grupos con niveles socioeconómicos desfavorables para frenar esta doble epidemia de Enfermedad vascular precoz y cáncer, detectando aquellos grupos de riesgo.

Estos datos tienen importantes implicancias en Salud Publica y políticas de salud de la población entre 18 y 55 años que son la columna vertebral económica de un país, desarrollando conciencia y prevención de enfermedad. En EEUU, el costo anual de Salud de Enfermedad Cardiovascular y cáncer se estima en U$ 844.00.000 y se espera duplicarlo para el 2030.

El trabajo conjunto de cardio-oncología deberá estar dirigido a una mejor comprensión de los mecanismos fisiopatológicos.

Conclusiones: La enfermedad vascular prematura se asoció a mayor riesgo de cáncer de cabeza y cuello, genitourinario y mamario. Esto tiene importante implicancia en la estrategia de salud pública de prevención en adultos jóvenes

INSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!