Recomendaciones para el Control de Dispositivos Cardíacos Durante la Pandemia COVID-19

  • Limite el interrogatorio a aquellas personas consideradas urgentes (batería cercana a ERI). Considerar  el recambio de dispositivo según la fecha de aparición de ERI (Indicación de Recambio Electivo).
  • Utilizar barbijos para realizar los controles. Lavado de manos entre controles de cada paciente.
  • Evitar la presencia de múltiples personas en el consultorio. Tratar de que esté presente solo el paciente a controlar.
  • Espaciar el tiempo entre cada control cuando sea posible (según longevidad de batería, impedancias y umbrales normales, ausencia de arritmias significativas, pacientes asintomáticos, no dependencia a la estimulación del dispositivo, etc).
  • Para minimizar la exposición del personal de electrofisiología y de  los pacientes se recomienda no superponer a los proveedores de apoyo técnico de las empresas.
  • Los programadores de interrogación de dispositivos, cables e imanes deben desinfectarse entre paciente y paciente.
  • Activar/Utilizar el modo inalámbrico en los dispositivos que lo presenten.
  • Activar las mediciones automáticas de umbral y de impedancia en los dispositivos que lo proporcionen (si no existen contraindicaciones clínicas) para abreviar el tiempo de consulta.
  • Utilizar/activar el monitoreo remoto en los dispositivos que lo permitan para evitar  monitoreo ambulatorio (tanto en consultorio como en guardia). 
  • Para los pacientes que necesitan una resonancia magnética urgente, considere realizar una tomografía computarizada si es posible (para minimizar la necesidad de atención médica o la presencia de un técnico del fabricante del dispositivo); si no es urgente, retrase la resonancia magnética.
  • En pacientes que van a ser sometidos a procedimientos quirúrgicos priorizar la utilización de imán durante la cirugía para evitar la intervención de personal médico y técnico para la programación de los dispositivos por parte 
  • Se recomienda la capacitación de personal (técnicos/enfermeros) para control de dispositivos (a medida que la pandemia se propaga y afecta a más personas, la conservación de recursos materiales como humanos se vuelve aún más importante). 
  • Informar al paciente sobre la importancia de comunicarse con el electrofisiólogo vía telefónica/on line para evitar la consulta presencial en consultorio o por Guardia.
  • Un resultado de la pandemia COVID-19 puede ser el avance de la metodología y las prácticas de salud digital que aprovechan los teléfonos inteligentes, los sistemas de videoconferencia, los dispositivos portátiles y supervisión remota.

Consejo de Electrofisiología de la Sociedad Argentina de Cardiología

Sobre el autor

Posts relacionados

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!