Caminata de 6 minutos: una prueba simple que aporta información muy útil

“Lo mejor del olvido es el recuerdo”
(G. Fuertes)

La prueba de la caminata de 6 minutos es un método que sirve para evaluar la capacidad funcional del paciente y mide la máxima distancia que puede recorrer un individuo en 6 minutos. La prueba es una variante del test de Cooper, una prueba que se utilizó en el año 1968 con los soldados estadounidenses, que consistía en evaluar la máxima distancia recorrida en 12 minutos; pero en el año 1976, el Dr Mc Giben la comenzó a utilizar en pacientes con EPOC y a partir de allí fue adaptada a tiempos más reducidos, observándose que la caminata de 6 minutos presentaba mejor reproducibilidad.

La manera de realizarla es sencilla y simple. Se solicita al individuo que camine lo más rápido posible en un corredor de superficie plana, dura y libre de obstáculos durante 6 minutos y se contabiliza la cantidad de metros recorridos.(1) La distancia recorrida refleja la respuesta integradora de todos los sistemas involucrados durante el ejercicio, es decir, los sistemas cardiorespiratorio, circulatorio, muscular y sanguíneo. En un estudio (2) se observó una modesta correlación con la medición del consumo de oxígeno, por lo tanto es un método muy útil para evaluar la capacidad funcional, herramienta clave para estratificar el riesgo en diferentes enfermedades cardiovasculares y pulmonares. Es muy importante para evaluar los síntomas de la vida diaria de los pacientes.

La prueba es segura y generalmente se realiza en el ámbito hospitalario. De realizarse en otro lugar, se sugiere disponer de materiales para asistir al paciente (Ej: tubo de oxígeno). La evaluación de la capacidad funcional es un indicador pronóstico en las enfermedades respiratorias como el EPOC y las enfermedades intersticiales, y en las enfermedades cardíacas como la hipertensión pulmonar y la insuficiencia cardíaca. Es útil para evaluar la respuesta o seguimiento a las intervenciones terapéuticas; por ejemplo, en hipertensión pulmonar se solicita cada 6 meses y sumado a la evaluación clínica y al ecocardiograma nos sirve como guía para definir el tratamiento.(3)

La reproducibilidad de la prueba es buena, con un coeficiente de variación del 15%.(4) La cantidad de metros recorridos durante los 6 minutos puede estar influenciada por el género, la edad, la talla y el peso, por lo que se han propuesto fórmulas para el cálculo de metros recorridos, pero hasta el momento con resultados controvertidos.

En resumen, se trata de una prueba muy accesible, simple y reproducible que evalúa la capacidad funcional, brinda información pronóstica y sobre la intervención terapéutica, motivo por el cual forma parte de la evaluación y seguimiento de pacientes con enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

Bibliografía

  1. Guías Argentinas de Consenso en Diagnóstico y Tratamiento de la Hipertensión Pulmonar. Rev Arg Cardiol 2017;85(3):1-62
  2. Willenheimer R, Erhardt LR. Value of 6-min-walk test for assessment of severity and prognosis of heart failure. Lancet 2000;355(9203):515-516.
  3. 2015 ESC/ERS Guidelines for the diagnosis and treatment of pulmonary hypertension. European Respiratory Journal 2015;46(4):903-975.
  4. Steele B. Timed walking tests of exercise capacity in chronic cardiopulmonary illness. J Cardiopulm Rehabil 1996;16(1):25-33.

Autores: Dr. Gustavo Castiello, Dr. Ignacio Dávolos

Consejos científicos
Comunicaciones SAC

Viajes y Trombosis venosa Profunda

Prevención de eventos trombóticos en viajes prolongados. La asociación entre viajes prolongados y trombosis venosa profunda (TVP) fue descrita por primera vez en 1954 (1).

Leer Más >>

INSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!