Bloqueantes del Sistema Renina Angiotensina Aldosterona y riesgo de COVID 19

La pandemia declarada el 15 de marzo del 2020, COVID-19, que producía el SARS COV 2, caracterizado por un cuadro de insuficiencia respiratoria que ponía en riesgo la vida de un 3-4% de los pacientes infectados, generó un cambio en el mundo, en donde la falta de una medicación específica o una vacuna, llevó a los gobiernos a declarar la cuarentena, la distancia social, el lavado frecuente de manos, el uso de alcohol, el lavado de nuestras prendas y la utilización de máscaras faciales de todos tipo, dado el alto poder de contagio del virus, con un R0 de 2.6-3. Los pacientes más vulnerables son los añosos, los hipertensos, los diabéticos, los que tienen patología cardiovascular previa.

El virus utiliza un receptor celular, el ECA 2 para ingresar a la célula e infectarla. Estos receptores están en pulmón, endotelio de arterias y venas, corazón, intestino y riñón, fundamentalmente. Todos conocemos el sistema renina angiotensina, con la angiotensina II que actúa sobre el receptor AT1, produciendo vasoconstricción, hipertrofia e inflamación. Este sistema tiene un contra regulador que es ECA2, Angiotensina 1-7 y receptor Mas, que tiene efectos anti inflamatorios, anti remodelado y vasodilatador. 

Se postuló a mediados de febrero 2020, en la revista Nature, que aquellos pacientes de riesgo que eran hipertensos y diabéticos, medicados con IECA o ARA 2, tenían una susceptibilidad aumentada de infectarse, dado que tenían el sistema ECA2 sobre expresado, con lo cual las células se podría infectar más fácilmente y generar un aumento de mortalidad, lo que generó mucha alteración en los medios y los pacientes suspendían su medicación para no correr riesgo.

Recientemente se publicó un artículo de G. Mancia y Col en el New England Journal of Medicine, del 1/5/2020, donde evaluó si existía una relación entre los pacientes bajo tratamiento con inhibidores de la enzima de conversión(ECA) o antagonistas de los receptores de angiotensina II(ARA) y el riesgo de COVID-19. 

Fue un estudio poblacional, caso control, realizado en Lombardía, Italia, desde el 21/2/2020 – 11/3/2020, en 6.272 pacientes con COVID-19 vs 30725 controles, de acuerdo a edad, sexo y municipio donde habitaban. La medicación específica y los perfiles clínicos, fueron recabados de una base de datos regional de salud que se instauró durante la pandemia y que incluyó a casi toda la población.

La edad promedio fue de 68 años y 37% fueron mujeres. Se evaluó el tratamiento recibido durante el 2019, en lo que respecta a la medicación para hipertensión (HTA), estaban los IECA,ARA, diuréticos , antagonistas cálcicos y betabloqueantes. 

Los que recibieron ARA fueron 22.2% en los casos y  19.2 % los controles, IECA 23.9% y 21.4% respectivamente. Con el ajuste multivariado, los IECA y ARA no tuvieron asociación con el COVID 19. En el caso de ARA, OR 0.95 IC  95% 0.86-1.05 y los IECA 0.96 IC 95% 0.87-1.07 y en aquellos pacientes graves o muertos fue de 0.83 IC 95% 0.63-1.10  y 0.91 IC 95% 0.69-1.21, respectivamente, sin existir diferencias entre sexo y edad. Lo que sí se vió, al igual que en China, es que los pacientes infectados, eran más añosos, tenían HTA, enfermedad coronaria, insuficiencia cardíaca e insuficiencia renal, lo que los hacía más enfermos de inicio y en quienes éstos fármacos son de uso habitual.

Claramente estos datos poblacionales nos dan tranquilidad para el uso de  IECA y ARA en este grupo de pacientes. Las Sociedades Científicas del mundo, avalaron el uso de esta familia de fármacos, por su eficacia de disminuir la morbi/mortalidad. Una vez más los datos son más contundentes que las hipótesis.

Giuseppe Mancia MD, Federico Rea, Ph.D., Monica Ludergnani, M.Sc., Giovanni Apolone, M.D., and Giovanni Corrao, Ph.D

Sobre el autor

Posts relacionados

INSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!