Abordaje Clínico de la Toxicidad Cardiovascular de los agentes antineoplásicos orales

J Am Coll Cardiol. Vol 77. No 21. junio 1- 2 0 2 1: 2 6 9 3 – 7 1 6

Vijay U. Rao, David J. Reeve, Atul R. Chugh,  Rupal O’Quinn,  Michael G. Fradley, Meghana Raghavendra,  Susan Dent,  Ana Barac,Daniel Lenihan.

Hay una nueva era de tratamientos dirigidos para numerosas neoplasias malignas. A diferencia de la quimioterapia tradicional, muchos agentes antineoplásicos están disponibles en forma oral.  Aunque los agentes antineoplásicos orales son bien tolerados, las toxicidades cardiovasculares se informan con mayor frecuencia. Las estrategias de vigilancia se han centrado en la Disfunción ventricular izquierda, hipertensión arterial, arritmias/ prolongación del QT.

En la evaluación inicial de un paciente que va a recibir un agente antineoplásico oral con potencial toxicidad cardiovascular, es muy importante definir el riesgo cardiovascular basal. El control de los factores de riesgo cardiovasculares es absolutamente imprescindible, antes del inicio de una droga antineoplásica oral, durante el tratamiento del cáncer, así como en la supervivencia.

La disfunción del VI en el contexto de la terapia del cáncer se conoce como Disfunción ventricular asociada al tratamiento del cáncer. Múltiples fármacos utilizados en oncología pueden provocar disfunción del VI, aunque lo observado con agentes orales no está bien caracterizado aún.

La ecocardiografía bidimensional es actualmente la modalidad de imagen más utilizada para evaluar la FEVI, con múltiples ventajas, así como desventajas que incluyen imágenes deficientes en ciertos casos, significativa variabilidad Interobservador y falta de sensibilidad para detectar pequeños cambios en la FEVI. La ecocardiografía tridimensional de alta calidad proporciona una mejor reproducibilidad intra e interobservador, sin embargo, se necesita una curva de aprendizaje, es mas costosa y de menor disponibilidad. La Resonancia Magnética Cardiaca (RMC) se considera el Gold standard para medir la FEVI, volúmenes ventriculares y masa. 

Los biomarcadores tienen el potencial de identificar cardiotoxicidad subclínica antes del inicio de Insuficiencia cardiaca. La Troponina de alta sensibilidad tiene un alto valor predictivo para determinar la disminución en la FEVI. Se necesita más investigación sobre estos biomarcadores y en su uso en tratamientos con agentes antineoplásicos orales.

Varios agentes antineoplásicos orales se han asociado con taquiarritmias auriculares y ventriculares, así como otras anormalidades como la prolongación del intervalo QT. Entre estas drogas se encuentran el Nilotinib, Ribociclib y Vandetinib. Cuando se usen estos agentes orales se recomienda un ECG basal, ECG a los 14 días y repetir el ECG según esté clínicamente indicado.

Si bien existe una vasta experiencia desde la Cardiooncología en el control de las cardiotoxicidades por los tratamientos oncológicos tradicionales, en la actualidad  los antineoplásicos orales cada vez son más utilizados, y como sabemos actúan sobre distintas vías moleculares, por lo que sus efectos secundarios cardiovasculares son heterogéneos, por lo tanto, cada vez es más probable encontrar pacientes que reciban estas drogas en nuestra práctica, por lo que el objetivo de estos documentos es proporcionar algunas recomendaciones para la monitorización cardiovascular de estos tratamientos. Se esperan nuevas investigaciones que nos orienten con más recomendaciones para nuestra práctica clínica diaria.

Consejos científicos
Comunicaciones SAC

Viajes y Trombosis venosa Profunda

Prevención de eventos trombóticos en viajes prolongados. La asociación entre viajes prolongados y trombosis venosa profunda (TVP) fue descrita por primera vez en 1954 (1).

Leer Más >>

INSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!