10 mensajes principales de la guía de enfermedades valvulares AHA 2020

  1. Se sugiere clasificar a las enfermedades valvulares (EV)  en estadíos A (riesgo), B (afectación leve o moderada), C (compromiso severo asintomático) y D cuando aparecen los síntomas.
  2. Si existe discordancia entre la evaluación clínica y las pruebas no invasivas iniciales (ECG- Rx tórax- Ecocardiograma), se debe complementar con imágenes avanzadas como la TC, la resonancia, la medicina nuclear, el eco transesofágico y las pruebas de estrés.
  3. En casos de enfermedad valvular y fibrilación auricular pueden usarse tanto los anticoagulantes orales antagonistas de la Vit K  como los nuevos anticoagulantes, a excepción de la estenosis mitral reumática y las prótesis mecánicas (solo antagonistas de la Vit K).
  4. Se recomienda que todos los pacientes con enfermedad valvular en plan de intervención deban ser evaluados por un equipo multidisciplinario con experiencia en el tema.
  5. La intervención en la estenosis aórtica grave depende de la presencia de síntomas o disfunción ventricular (Fey <50%). La intervención temprana se considera razonable en pacientes de bajo riesgo quirúrgico  que tengan: estenosis muy grave (>5 m/seg), pruebas de estrés anormales (síntomas o caída de la TA), aumento de biomarcadores (BNP > 3 veces su valor normal) o rápida progresión de la estenosis (>0.3 m/seg por año).
  6. En la estenosis aortica grave en plan de intervención, se sugiere cirugía en los menores de 65 años con expectativa de vida mayor a 20 años, TAVI o cirugía entre los 65-80 años, y TAVI a partir de los 80 años o expectativa de vida menor a 10 años. En los menores de 50 años que van a cirugía, se sugiere la colocación de prótesis mecánica y en los mayores de 65 años, prótesis biológica (teniendo en cuenta preferencias del paciente, contraindicación de anticoagulación y riesgos de reintervención).
  7. Los pacientes con insuficiencia aórtica grave deben intervenirse en presencia de síntomas o disfunción ventricular (Fey ≤ 55% o DSVI >50 mm o ≥25 mm/m2).
  8. La reparación borde a borde por vía transcatéter en la insuficiencia mitral grave se considera indicación razonable (2A) en pacientes sintomáticos con IM primaria y alto riesgo quirúrgico, y en aquellos pacientes con IM secundaria sintomáticos a pesar del tratamiento médico optimo, siguiendo los criterios de inclusión del estudio COAPT.
  9. Se considera razonable la cirugía para insuficiencia tricuspídea grave aislada sintomática (2A), para aliviar síntomas y disminuir las hospitalizaciones, sobre todo cuando esta se realiza previo a la disfunción del VD o al daño hepático o renal. 
  10. La intervención por cateterismo es razonable en situaciones de disfunción de una bioprótesis o leak paravalvular en ausencia de infección activa.

Dr Ariel K Saad
Consejo de Eco Doppler y Vascular

Consejos científicos
Comunicaciones SAC

Viajes y Trombosis venosa Profunda

Prevención de eventos trombóticos en viajes prolongados. La asociación entre viajes prolongados y trombosis venosa profunda (TVP) fue descrita por primera vez en 1954 (1).

Leer Más >>

INSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!