Congreso ESC 2020: Una experiencia inédita

El Congreso Europeo de Cardiología tuvo, en 2020, características inusuales debido a la pandemia de COVID-19.  Acostumbrados a la participación de decenas de miles de cardiólogos en enormes sedes de Barcelona, París o Londres, los organizadores se enfrentaron este año al desafío de organizar un evento similar, pero en forma virtual. La respuesta entusiasta de médicos de todo el mundo, aún en medio de guardias agotadoras y contagios crecientes del personal de salud, probablemente los sorprendió a ellos mismos.

Con una audiencia de más de 116.000 cardiólogos de 211 países, el Congreso ESC ofreció cuatro días de presentaciones científicas  en vivo y on demand a través de internet. Los resultados de más de 40 importantes ensayos clínicos -28 de ellos publicados simultáneamente en revistas científicas-  y 4.000 abstracts generaron conversaciones incesantes en redes sociales y debates científicos de alto nivel.

“El encuentro fue virtual, pero las discusiones fueron reales”,  señaló Marco Roffi, presidente del Comité Organizador del Congreso. “Por primera vez en la historia, los profesionales de la salud tuvieron acceso inmediato y equitativo al conocimiento compartido en el encuentro líder de la Cardiología”.

El estudio montado en Amsterdam por la Sociedad Europea de Cardiología (ESC, por su sigla en inglés) tuvo invitados de primer nivel, que contestaron preguntas enviadas por la audiencia en tiempo real. “Fue maravilloso ver la evidencia inequívoca provista por los estudios EMPEROR-Reduced y DAPA-CKD sobre efectos beneficiosos en pacientes con insuficiencia cardíaca y enfermedad renal”, se entusiasmó Barbara Casadei, presidente de la ESC.

“El Congreso ESC 2020 fue un gran éxito, concluyó Casadei, profesora de Medicina Cardiovascular en la Universidad de Oxford. “Fue muy bueno ver a profesionales de la salud uniéndose por primera vez a nosotros desde todo el mundo y constatar la mayor cantidad de mujeres profesionales de la historia siguiendo el meeting”, dijo la cardióloga nacida en Italia. “En los tiempos críticos que atravesamos, este evento nos recordó que la enfermedad cardiovascular es todavía el asesino número uno en el mundo y que, como una comunidad, continuamos dando grandes pasos para mejorar las vidas de nuestros pacientes”.

Por su parte, el presidente de la ESC entrante, Stephan Achenbach, recordó que la pandemia de COVID-19 continúa. “Tenemos que garantizar que los pacientes con enfermedades cardíacas y ACV sigan recibiendo el tratamiento médico que necesitan y, también, mirar al futuro”, finalizó el cardiólogo alemán.

Sobre el autor

Posts relacionados

INSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!