Compromiso para educar sobre el corazón de las mujeres

Por Alejandra Folgarait

[column col=”1/3″]Compromiso para educar sobre el corazón de las mujeres[/column]

El corazón de las mujeres encontró un lugar especial en el 43° Congreso Argentino de Cardiología, que se desarrolló entre el 19 y el 21 de octubre en el predio de La Rural. En una serie de charlas y presentaciones, expertos de la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) y de la American Heart Association (AHA) debatieron las características diferenciales de las patologías cardíacas en hombres y mujeres. Además, el viernes se llevó a cabo un encuentro con representantes de los 34 distritos SAC durante el cual los cardiólogos argentinos se comprometieron a difundir la iniciativa “Go Red” –creada por la AHA- para concientizar a la población y a los médicos sobre los factores de riesgo, los síntomas y las necesidades de las mujeres que padecen enfermedades cardiovasculares.

En el desayuno sobre Mujer y Salud Cardiovascular, organizado el 20 de octubre en forma conjunta por la SAC, la Fundación Cardiológica Argentina (FCA) y la AHA, los representantes de diferentes distritos y ciudades (Catamarca, Tucumán, Santiago del Estero, Mar del Plata, El Bolsón) expusieron las distintas situaciones que viven las mujeres con patologías cardíacas en su región. Tras un entusiasta debate, los cardiólogos acordaron llevar adelante una campaña para educar a la comunidad sobre las enfermedades cardiovasculares en la mujer y tratar en forma proactiva a las mujeres que tienen factores de riesgo o llegan a los consultorios con síntomas de infarto.

“Hace más de 10 años se gestó el Grupo Corazón y Mujer en la Fundación Cardiológica Argentina, brazo comunitario de la SAC”, recordó Héctor Deschle, secretario de la Comisión Directiva de la SAC. “La iniciativa Corazón y Mujer tiene antecedentes en el mundo y ha tomado un fuerte impulso especialmente de la mano de la American Heart Association que, a lo largo de los años, ha desarrollado varias campañas exitosas, en muchas de las cuales ha participado la SAC”, refirió el cardiólogo argentino. “Por ello, y por el reconocido prestigio de la AHA, la SAC y la FCA decidieron fortalecer el vínculo que ya las unía con dicha institución. Se firmó un convenio a fines de 2016 para el trabajo conjunto y la AHA otorgó la licencia para el uso de su mundialmente conocido logo Go RED”, informó Deschle.

Compromiso para educar sobre el corazón de las mujeres

“Este año volvimos a poner en marcha el programa Corazón y Mujer”, se entusiasmó Verónica Volberg, coordinadora del proyecto en la SAC. “Ahora es muy importante nacionalizarlo, llevando la educación sobre salud cardiovascular femenina a todos los rincones del país”, enfatizó la cardióloga argentina.

Kathryn Taubert, vicepresidente de International Science y Health Strategies de la AHA, recordó en Buenos Aires que no es el cáncer de mama el mayor culpable de la muerte de las mujeres en el mundo, sino las enfermedades cardiovasculares. “Si bien mueren más de 8 millones de mujeres cada año debido a estas patologías, las encuestas muestran que las enfermedades cardiovasculares no son una preocupación principal de las mujeres ni de los médicos”, enfatizó la cardióloga de origen suizo. “Las mujeres tienen que tomar conciencia de su riesgo cardiovascular”, insistió Taubert durante el Congreso de la SAC.

Vestida de pies a cabeza con el rojo que define la campaña de la AHA, Taubert recordó que más mujeres que hombres padecen enfermedad arterial periférica y destacó que las mujeres tienen factores de riesgo de accidente cerebrovascular (ACV) diferentes a los varones: embarazo, preeclampsia, diabetes gestacional y toma de anticonceptivos orales, entre otros factores, aumentan el riesgo de ACV en las mujeres. La cardióloga de la AHA también alertó sobre el tabaquismo y la obesidad en las mujeres, un tema del que los médicos no hablan lo suficiente con sus pacientes. “Primero tenemos que tomar conciencia de la situación cardiovascular de la mujer; luego tenemos que actuar”, señaló Taubert.

A su turno, la cardióloga Laxmi Mehta recordó que, desde 1984, la tasa de mortalidad cardiovascular en Estados Unidos es más alta en las mujeres que en los hombres. “La enfermedad cardiovascular sigue estando subestudiada, subdiagnosticada y subtratada en las mujeres. Tenemos que entender que el infarto no se presenta igual en las mujeres que en los hombres. Muchas veces las mujeres se quejan de un dolor difuso en la espalda o el cuello, sufren acidez o cansancio, y muchos médicos las tratan con ansiolíticos o narcóticos, en lugar estudiar y tratar el infarto como indican las guías y la evidencia científica”, insistió la directora del Programa de Salud Cardiovascular de la Mujer en la Ohio State University, Estados Unidos.

En una presentación coordinada por Ricardo Migliore, vicepresidente de la SAC, y Roberto Peidro, presidente de la FCA, Mehta subrayó que las mujeres demoran más que los hombres en llamar a una ambulancia y, también, en ser reperfundidas. Además, dijo la cardióloga de origen hindú, el infarto de miocardio se presenta muchas veces en las mujeres sin obstrucción de las arterias coronarias. “El MINOCA tiene una mortalidad del 5% al año”, advirtió Mehta.

Compromiso para educar sobre el corazón de las mujeres

Ana Salvati coincidió en la importancia de tomar en cuenta la isquemia sin obstrucción coronaria a la hora de evaluar a las mujeres que llegan con angor a un hospital. “El MINOCA representa entre el 1 y el 14% de los infartos agudos de miocardio y no es una entidad benigna”, enfatizó la cardióloga de la SAC.

En cuanto a la menopausia, Verónica Volberg recordó que la disminución de estrógenos aumenta el riesgo de infarto y ACV en las mujeres. Sin embargo, subrayó que el tratamiento de reemplazo hormonal no está indicado para prevención primaria ni secundaria en las mujeres.

Por su parte, Diana Vaca, representante de la AHA ante Naciones Unidas, recordó la importancia de establecer alianzas para disminuir las enfermedades no transmisibles y concientizar a legisladores y autoridades sanitarias sobre la importancia de invertir en la salud cardiovascular de las mujeres. “Las médicas mujeres están mejor posicionadas para llevar este mensaje a quienes tienen que formular políticas públicas”, deslizó Vaca.

“Entre los objetivos de desarrollo sostenible para el 2030 figuran disminuir un tercio la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles y, entre ellas, se destacan las cardiovasculares”, enfatizó la representante de la American Heart Association. Vaca señaló que invertir en la salud, el bienestar y la educación de niñas, adolescentes y mujeres a lo largo de su ciclo de vida y garantizar su participación igualitaria en la toma de decisiones contribuirá al progreso de todos.

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!