Encuesta sobre satisfacción profesional de los cardiólogos en los Estados Unidos

Posted On 21 Jul 2016
Comment: Off

Recientemente, en Medscape fue publicada una encuesta a médicos de los EEUU de diferentes especialidades (19.200 médicos de 26 especialidades diferentes) sobre ingresos y grado de satisfacción profesional. Las mismas vienen siendo elaboradas anualmente, siendo la última publicada en abril de 2015, por lo que ésta efectuada en el 2016 nos permite hacer algunas comparaciones.

En ella podemos observar que los cardiólogos continúan siendo segundos en el ranking luego de los traumatólogos con un ingreso bruto anual promedio de 410.000 dls. y que implica un incremento del ingreso en relación al 2015 del 10%. Debe tenerse en cuenta que la inflación en los EEUU (medido por el IPC o sea “índice de precios al consumo” tuvo un variación interanual del 0,85%). Es de destacar que en áreas geográficas “no atractivas, comunidades más pobres y rurales en las que la distribución médicos/habitantes era inadecuada, el ingreso mejoró a expensas de mejoras salariales y políticas gubernamentales activas (tales como bonos compensatorios o préstamos a tasas beneficiosas), determinando incluso mejores ingresos que en áreas más atractivas como lo son las ciudades del este (New york, Massachusetts o Rhode Island entre otras). El porcentaje de médicos empleados (comparados a aquellos con solo actividad privada) se mantuvo igual (mujeres 72% vs hombres 59%) aunque, especialmente los especialistas, ganan un 30% menos. Es probable que el ser empleado (o necesidad) también pueda ser una elección ya que la disminución de los ingresos se ve compensada con mayores beneficio sociales tales como el seguro de salud subsidiado por el empleador, cobertura de seguro profesional, vacaciones o días pagos por enfermedad, planes de retiro con cobertura por el empleador, seguro de vida entre otros.

A pesar de todo, globalmente el 52% de los médicos siente que están justamente compensados mientras que en particular los cardiólogos en un 48%. Esta sensación ha mejorado, ya que en el 2011 ésta era del 40%. Entre los cardiólogos la diferencia de ingresos entre los que se sienten justamente compensados comparados con aquellos que no es de 98.000 dls. anuales. El grado de satisfacción profesional global para los cardiólogos es del 54%, basado en su satisfacción por el ingreso (48%), si volviera a elegir medicina (58%) y si elegiría la misma especialidad (57%).

Es de destacar, que comparando el período 2012- 2016 tanto los médicos de atención primaria como los especialistas, el ingreso aumentó en un 30 a 40% aproximadamente, pero se continua observando la desigualdad de género, ya que los profesionales hombres ganan en promedio un 24% más que las mujeres. Globalmente, el 31% de los médicos son mujeres siendo la cardiología una de las especialidades con menor cantidad de ellas, solo un 12%.

A punto de partida de la reorganización de la salud en los EEUU (Obama Care) alrededor de 15 millones de personas han tenido acceso a la medicina con determinadas limitaciones de acuerdo a los planes de salud. Aseguradoras de salud han proliferado en todo el país estableciendo contratos con médicos o establecimientos, que si bien en primera instancia fueron resistidos, han tenido finalmente que acordar. En ese sentido el 37% de los especialistas y el 45% de los médicos de atención primaria participan de estos planes y alrededor de un 40% de los médicos encuestados planean hacerlo este año. El incremento ha sido notable ya que en al año 2012 el porcentaje de médicos participantes en estos planes de salud era solo del 3%. L a atención privada se mantiene en un 6% en este mismo período. Si bien en el reporte del 2015, la mayoría de los médicos encuestados consideraron que estos sistemas determinarían un menor ingreso, en el 2016 se observó que en el 63% el mismo no varió mientras que en un 26% disminuyó. En parte este fenómeno responde a un aumento de la carga horaria y a que los médicos están organizándose a fin de generar nuevas prestaciones que compensen esa pérdida. En efecto, el 50% de los médicos de atención primaria y el 39% de los especialistas reportaron atender a más pacientes. El tiempo de consulta más común es de 13 a 16 minutos (30%) seguidas de 17 a 20 minutos (25%). Existe un no depreciable porcentaje de consultas (25%) que se realizan en menos de 12 min. Este modelo naciente, indudablemente nos recuerda a lo que ocurre en nuestro país. Medidas de calidad deberán ser planteadas para establecer la eficacia del sistema. También debe ser destacado que a pesar de esta situación que se está planteando, la mayoría de los médicos (78%) se encuentra reconfortado con su trabajo ya sea por hacerlo bien, por la gratitud que halla en el paciente o por generar bienestar en el otro.

Es interesante destacar que si bien en el imaginario de los médicos cardiólogos argentinos parece como que la situación, en este caso en los EEUU, es superlativamente mejor que la nuestra, no es tan así. En la última encuesta sobre calidad de vida profesional en la Argentina efectuada por Calderón y col (1) en 972 cardiólogos, se observa que el 53% de los encuestados considera que su situación laboral es regular a mala (EEUU: 48%), no volvería a estudiar medicina el 24,3% (EEUU: 42%) mientras que no elegirían nuevamente la especialidad el 17,3% (EEUU: 43%). Es evidente que en la consideración del término “calidad de vida satisfactoria” existen otras variables que son determinantes y no solo el dinero, afortunadamente.

Vea la encuesta efectuada aquí.

Dr. Víctor Mauro
Presidente Colegio Argentino de Cardiología

1. JOSÉ G. E. CALDERÓN, RAÚL A. BORRACCI, FERNANDO SÖKN, ADRIANA ANGEL, VÍCTOR DARÚ, JORGE LERMAN, JORGE TRONGÉ. Encuesta sobre la calidad de vida profesional de los cardiólogos en la Argentina. Rev Argent Cardiol 2014;82:389-395

INSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!