SAC 2019: Premio Cossio, mención Especial para una nueva herramienta que predice mortalidad en TEP

Posted On 23 Dic 2019
Comment: Off

La combinación del score de riesgo PESI con ecografía mejora la predicción de mortalidad en pacientes con trombembolismo pulmonar agudo (TEP), según un estudio argentino que recibió una Mención Especial del Premio Cossio durante el reciente 45° Congreso Argentino de Cardiología.

El TEP es la tercera causa de muerte en el mundo, tras el infarto de miocardio y el accidente cerebrovascular. Existen distintos modelos para evaluar el riesgo de morir de los pacientes con TEP agudo. Sin embargo, la mortalidad intrahospitalaria sigue siendo alta, especialmente en los pacientes con injuria miocárdica y compromiso hemodinámico.

El Índice de Severidad de la Embolia Pulmonar (PESI, por sus siglas en inglés) se utiliza frecuentemente para estratificar el riesgo de los pacientes y permite tomar decisiones terapéuticas más agresivas (terapia trombolítica, internación en Unidad de Cuidados Intensivos) en los pacientes con alto riesgo. Aún así, la mortalidad sigue siendo alta: se estima que entre el 10 y el 20% de los pacientes con TEP mueren en el corto plazo. Además, existe una controversia sobre el uso de tPA recombinante o estreptoquinasa en el grupo de pacientes TEP con riesgo intermedio, que no tienen shock pero sí alteraciones ecocardiográficas.

Varios estudios muestran que la disfunción del ventrículo derecho (VD) se asocia con muerte intrahospitalaria y a 30 días. De ahí que los investigadores del Consejo Argentino de Residentes de Cardiología (CONAREC) decidieran tomar la excursión sistólica del plano anular tricuspídeo (TAPSE) como uno de los parámetros ecocardiográficos clave para pronosticar mortalidad. El otro parámetro decisivo fue la evaluación de la presión sistólica de la arteria pulmonar (PSAP) mediante la medición de la regurgitación tricuspídea.

El estudio premiado se realizó sobre una muestra de 365 pacientes del registro prospectivo de TEP conocido como “CONAREC 20”. Todos los pacientes seleccionados tenían un ecocardiograma con las dos variables (TAPSE y PSAP) y casi 64 años en promedio. Además, el 17% tenía antecedentes de TEP. Los resultados de esta muestra se compararon con los de la cohorte general (684 pacientes de 75 centros hospitalarios de la Argentina).

La mortalidad hospitalaria por todas las causas fue del 11% (n= 39). El punto de corte óptimo para la predicción de muerte resultó ser un PESI-Eco igual o mayor a 128.

“Este trabajo tendrá impacto global, ya que es la primera vez que se utilizan, junto con el puntaje PESI,  dos variables ecocardiográficas muy sencillas (que indican hipertensión pulmonar y disfunción del ventrículo derecho) para predecir mortalidad en pacientes con TEP”, señala el cardiólogo Ezequiel Zaidel, uno de los asesores del estudio de CONAREC. “La herramienta PESI-Eco también permitió reclasificar a un 9% de los pacientes con TEP, lo cual tiene una gran importancia clínica a la hora de evaluar el beneficio de implementar un tratamiento más agresivo”, agrega Zaidel. 

La Mención en el Premio Cossio se suma a otros reconocimientos que ya recibió CONAREC, como el que se le otorgó en el Congreso Mundial de Cardiología el año pasado por el análisis de los electrocardiogramas de los pacientes del Registro. “Es fundamental recibir ahora esta mención especial porque es un reconocimiento al trabajo de los residentes de todo el país”, subraya el cardiólogo Emmanuel Scatularo, presidente de CONAREC durante 2019.

Por Alejandra Folgarait

Sobre el autor

INSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!