Nuevos anticoagulantes orales: medicamentos esenciales para la OMS

Posted On 09 Jul 2019
Comment: Off

actualidad-anticoagulantes-thumb

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó una nueva lista de medicamentos y pruebas diagnósticas esenciales para la población. En el listado 2019, se incluyen 28 nuevas drogas para adultos que cuentan con respaldo de evidencia científica y con un perfil favorable en relación al costo-beneficio. Por primera vez, la OMS incluyó como medicamentos esenciales a los llamados “nuevos anticoagulantes orales directos” (NOACs), que han revolucionado en los últimos 10 años el tratamiento de la fibrilación auricular y los trastornos de la coagulación.

El listado de los 460 medicamentos esenciales del mundo es una iniciativa de la OMS que comenzó en 1977 y se actualiza cada dos años para ofrecer una referencia independiente de las drogas recomendadas para tratar las más diversas y prevalentes patologías.

Este año se incorporaron a los medicamentos esenciales un puñado de drogas oncológicas de última generación que garantizan una sobrevida de 4 a 6 meses, como mínimo, y se amplió la indicación de otros medicamentos para tratar diversos cánceres. Los expertos de la OMS también agregaron al listado una serie de antibióticos para tratar infecciones multirresistentes y propusieron nuevas clasificaciones en drogas antimicrobianas de primera y segunda línea, además de formulaciones nuevas de antivirales para tratar HIV y hepatitis C.

En el área cardiológica, por iniciativa de un miembro de la SAC, la OMS recomendó este año agregar los NOACs (dabigatrán, apixabán, edoxabán y rivaroxabán) al listado de medicamentos esenciales para la prevención del ACV y el embolismo sistémico en pacientes con fibrilación auricular no valvular, y también para el tratamiento del tromboembolismo venoso.

“El dabigatrán y los otros NOACs de la misma clase son fundamentales para tratar la fibrilación auricular, una patología que padecen más de 37 millones de personas en el mundo y que puede generar coágulos que terminen en un ACV isquémico”, explica Ezequiel Zaidel. “Los NOACs son entre 19 y 20% más efectivos que la warfarina y otros antagonistas de la vitamina K para disminuir el riesgo de ACV y, además, reducen el riesgo de sangrado cerebral a la mitad”, enfatiza el cardiólogo de la SAC.

La postulación del dabigatrán y los otros NOACs como medicamentos esenciales tuvo como protagonista principal a Zaidel, miembro del Programa de Líderes Emergentes de la World Heart Federation. “Con mis colegas, consideramos que, para prevenir los accidentes cerebrovasculares, los pacientes de todo el mundo tenían que tener acceso a medicamentos tan importantes como los NOACs, que todavía no son cubiertos por el sistema sanitario de muchos países en desarrollo, como la Argentina”, señala Zaidel. “Para respaldar su inclusión como medicamentos esenciales, desarrollamos un meta-análisis que incorporó no sólo ensayos clínicos sino también datos del mundo real, además de estudios de costo-efectividad y opiniones de pacientes sobre sus preferencias con respecto a la anticoagulación”, agrega el cardiólogo argentino.

La capacidad de los NOACs para prevenir accidentes cerebrovasculares y muertes está fuera de duda. “Tras la adopción de los NOACs en 2010, se evitaron 88.000 ACV, tromboembolismos y muertes cada año en Europa. En el este de Asia, si se reemplazara el 90% de los tratamientos con warfarina por NOACs, se podrían evitar 206.315 ACV isquémicos y casi 140.000 muertes entre los años 2031 y 2050, según calcularon distintos modelos”, refiere Zaidel.

Si bien cada país puede tomar la decisión de incorporar o no los medicamentos esenciales de la OMS a su cobertura básica de salud (por ejemplo, al Plan Médico Obligatorio), la inclusión de los NOACs en el listado de la OMS supone que los Estados deberían garantizarlos a partir de ahora para toda la población. “Esta medida puede representar un cambio fundamental para los pacientes con fibrilación auricular, y para prevenir los ACV isquémicos en el país”, se entusiasma Zaidel.

En cuanto a otras enfermedades cardiovasculares, los expertos de la OMS recomendaron la adición de cuatro formulaciones de dos drogas antihipertensivas a dosis fijas (lisinopril + amlodipina; lisinopril + hidroclorotiazida; telmisartán + amlodipina; telmisartán + hidroclorotiazida) al listado de medicamentos esenciales con el objetivo de mejorar la adherencia de los pacientes. “Con esta estrategia, más pacientes alcanzarán las metas de tratamiento”, apunta Zaidel.

Finalmente, la OMS sumó la alteplasa a los medicamentos esenciales para tratar el ACV isquémico agudo, ya que con su efecto trombolítico puede disminuir significativamente la discapacidad y la muerte si se administra en una ventana de 4,5 horas desde el inicio de los síntomas.

Se supone que la inclusión de un fármaco en el listado de la OMS garantiza el acceso de la población al precio más bajo. Si bien la OMS reconoce sus limitaciones para regular los precios de los medicamentos a nivel de cada país, declaró en un comunicado su apoyo a la adopción de biosimilares y al uso de herramientas –como las utilizadas por la organización Medicines Patent Pool- para ampliar las licencias de medicamentos bajo patente farmacéutica, de modo de ampliar el acceso de los pacientes a drogas innovadoras en el corto plazo.

“Más de 150 países en el mundo usan el listado de medicamentos esenciales para tomar decisiones sobre cuál droga representa el mejor valor por el dinero pagado, basadas en evidencia e impacto en la salud”, subrayó Tedros Ghebreyesus, director general de la OMS. “La inclusión de algunas de las drogas oncológicas más nuevas y avanzadas es una declaración fuerte de que todos merecen acceder a los medicamentos que salvan vidas, no sólo aquellos que pueden pagarlos”.

Por Alejandra Folgarait

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!