Día Mundial de la Hipertensión Arterial: señales de alerta

    Posted On 17 May 2019
    Comment: Off

    articulo-actualidad-hipertension-arterial-señales-alerta-thumb

    Los datos oficiales y los resultados de estudios realizados por sociedades científicas, como el RENATA, coinciden: la hipertensión arterial afecta, al menos, a 3 de cada 10 argentinos y muchos no lo saben. La situación no sólo es grave en términos de hipertensión sino también de sus comorbilidades –diabetes, obesidad, falla renal, apnea obstructiva crónica- y de la mortalidad asociada a la presión elevada. La hipertensión puede conducir tanto a la muerte por infarto de miocardio como por accidente cerebrovascular (ACV) y es la principal causa prevenible de muerte en el mundo, advierten los sanitaristas.

    Más de 1.100 millones de personas en el mundo tienen presión arterial elevada, según la Organización Mundial de la Salud. En la región americana, se estima que entre el 20 y el 40% de la población sufre hipertensión, lo que significa que unas 250 millones de personas están en riesgo de padecer un ACV o un infarto cardíaco, entre otros problemas. La buena noticia es que, por cada 10 mm Hg de reducción en la presión sistólica, disminuye un 17% el riesgo de enfermedad coronaria, 27% el de ACV y 28% el de insuficiencia cardíaca, según una revisión publicada en The Lancet.

    Aunque se conocen los beneficios de disminuir la presión, mucho se discute todavía sobre lo que se considera presión normal o elevada: ¿Hay que poner el límite en 140/90 mm Hg, como recomiendan las guías europeas y también la SAC, o insistir en que las personas se mantengan en 120/80 mm Hg, como indican las guías de Estados Unidos?¿Se debe comenzar el tratamiento con cambios en el estilo de vida (control de peso, reducción de ingesta de sodio y de alcohol, ejercicio físico regular, no fumar) o es imprescindible empezar con medicamentos cuanto antes? ¿Alcanza con que el paciente tome un fármaco antihipertensivo por día o hay que utilizar siempre dos y hasta tres para alcanzar el objetivo de presión arterial? ¿Importan más los valores de presión en sí mismos o el cálculo del riesgo cardiovascular a la hora de decidir el tratamiento de un paciente?

    Los especialistas en hipertensión pueden debatir estos puntos durante horas, pero todos coinciden en que lo primero es conseguir que la gente se tome la presión, cuanto menos, una vez por año. En este sentido, es preciso concientizar a los médicos sobre la necesidad de que chequeen siempre la presión de las personas que los consultan. Y, cuando se detecta presión elevada, es fundamental promover que el paciente se mida los niveles en su casa a través de aparatos automáticos validados.

    “Tenemos que tomar real conciencia de que más de un 30% de la población argentina es hipertensa y de que sólo un tercio de los pacientes tratados en la Argentina tiene controlada su presión arterial”, subraya Juan Carlos Pereira Redondo, director del Consejo de Hipertensión Arterial de la SAC. “Salvo los cardiólogos y los obstetras, los médicos no suelen tomar la presión arterial en el consultorio como deberían, para evitar infartos y stroke”, reclama Pereira Redondo. Precisamente para formar a los cardiólogos en éste y otros temas, el Consejo de Hipertensión de la SAC está llevando adelante un curso virtual de actualización en Hipertensión y organizó también un curso on line sobre Estados Hipertensivos y Embarazo.

    Los expertos advierten que entre el 10 y el 15% de la población padece hipertensión resistente, es decir, que no responde adecuadamente al uso de tres medicamentos antihipertensivos (un bloqueante cálcico o CCB; un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina o ACE; y un bloqueante del receptor de angiotensina o ARB) más un diurético. En estos casos, puede ser necesario incluir un fármaco que bloquee la hormona aldosterona y aumentar el control de la sal, sugieren los especialistas.

    Obesidad, insomnio, estrés

    La presión elevada durante el embarazo es un tema de creciente preocupación para los cardiólogos. “Sabemos hace tiempo que los trastornos hipertensivos son la tercera causa de muerte materna en el país”, destaca Analía Aquieri, miembro del Área Corazón y Mujer de la SAC. “Pero ahora estamos viendo cada vez más trastornos hipertensivos en el embarazo; esto se vincula con la mayor edad de la mujer gestante, producto de los tratamientos de fertilidad, y con el aumento de los factores de riesgo en la mujer, especialmente, la obesidad”, señala la cardióloga especializada en hipertensión del Hospital de Clínicas José de San Martín. “La hipertensión del embarazo no es un problema que se termina con el parto, como se creía antes. La mujer queda con un riesgo cardiovascular elevado para toda la vida y hay que seguirla”, advierte Aquieri.

    En los niños y adolescentes argentinos también se registra un aumento de la hipertensión asociada al sobrepeso. Los niños con obesidad tienen cuatro veces más riesgo de hipertensión que los chicos con peso normal, según Luis Pompozzi, pediatra a cargo de la Unidad de Riesgo Cardiovascular e Hipertensión del Hospital Garrahan. “Hay que tener en cuenta, además, que existe un riesgo de hipertensión oculta en los pacientes pediátricos con obesidad”, agrega el especialista del Consejo de Hipertensión Arterial de la SAC.

    Además de la obesidad y otros factores de riesgo clásicos, especialistas subrayan que es importante tener en cuenta el estrés como factor asociado a la hipertensión. Un reciente estudio alemán mostró que el estrés laboral y el insomnio pueden triplicar el riesgo de muerte cardiovascular en pacientes con hipertensión. Los trabajos estresantes se definen como roles con gran demanda productiva y bajo control de las decisiones. En cuanto al insomnio, puede consistir en una dificultad para iniciar el sueño o para permanecer dormido. “Desafortunadamente, el sueño alterado y el estrés laboral van frecuentemente juntos y, cuando se combinan con la hipertensión, su efecto es todavía más tóxico”, advierte Karl Heinz Ladwig, autor del estudio, quien aclara que el estrés y el insomnio deben mantenerse a lo largo del tiempo para aumentar el riesgo cardiovascular de los hipertensos.

    Para contrarrestar los factores de riesgo, los cardiólogos recomiendan adoptar un estilo de vida saludable, con bajo sodio en la dieta, ejercitación regular, nada de cigarrillo -ni siquiera humo de segunda mano- y estar atentos a los niveles de presión arterial, ya que generalmente la hipertensión se presenta sin síntomas.

    articulo-actualidad-hipertension-arterial-señales-alerta-1

    Por Alejandra Folgarait

    INSCRIBITE A NUESTRO NEWSLETTER

    SAC Móvil

    ¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!