“Alegría del corazón” en la SAC

Por Alejandra Folgarait

[column col=”1/4″]Alegría del corazón en la SAC[/column]

La presentación del nuevo libro de Carlos Tajer, “Alegría del Corazón”, desbordó el auditorio mayor de la SAC el 30 de noviembre pasado. Colegas, pacientes, familiares y amigos dieron el presente para escuchar a un panel de destacados oradores que analizaron el texto desde distintos ángulos pero manifestaron unanimidad a la hora de elogiar la agudeza, la información y el humor de los ensayos sobre la medicina actual escritos por el ex presidente de la SAC.

“La práctica médica reúne a una persona que padece y a un profesional que intenta ayudarlo en un momento único, irrepetible, difícil de simplificar y falible”, señaló Tajer. Si bien se han utilizado metáforas como “arte”, “sacerdocio” o “batalla contra la enfermedad” para referirse a la Medicina, el cardiólogo prefirió hablar de un “encuentro” atravesado por múltiples expectativas, temores e intereses y caracterizado por la comunicación entre el médico y el paciente. “Escuchar es una de las tareas fundamentales para comprender la complejidad humana no sólo en lo técnico sino también en lo que respecta a la historia de cada paciente. En cuanto a la palabra médica, es una herramienta formidable pero no hay que olvidar que puede tener efectos adversos”, subrayó Tajer, quien recogió toda una serie de expresiones negativas emitidas por médicos “lenguaraces” en la práctica cotidiana.

Tajer, jefe de Cardiología del Hospital El Cruce, subrayó también el efecto terapéutico de las emociones positivas, analizó las dimensiones del bienestar humano y señaló la importancia de la risa, que “tiene el rol de integración social, ya que quienes se ríes juntos saben que no corren peligro”. Además, en el nuevo libro, Tajer reflexionó sobre las paradojas de la obesidad, la formación cultural y humana de los cardiólogos, la educación en salud de la comunidad y el rol de los medios a la hora de informar sobre temas cardiológicos.

Hernán Doval, director de la Revista Argentina de Cardiología, se refirió a uno de los ensayos del libro vinculado a la evolución de las evidencias, desde el criterio de autoridad de la “eminencia” que primaba en el pasado hasta los estudios que llevan adelante hoy jóvenes intensivistas. En coincidencia con su amigo Tajer, Doval enfatizó que “la investigación tiene que ser parte de la práctica clínica” y que los médicos deben recuperar la confianza que perdieron. “Ante cada una de las preguntas de los pacientes, hay que tener evidencias y evitar los múltiples intereses que rodean hoy a la Medicina”, subrayó.

Por su parte, la psicopedagoga Silvia Carrió se refirió a la preocupación de Tajer sobre la formación de los nuevos médicos y el énfasis de su libro en los riesgos del lenguaje desafectado, distante y anti-empático de muchos profesionales actuales. “Cuando alguien enferma, necesita ser escuchado y consolado. Tajer nos muestra que es posible cambiar las metáforas y modificar la situación a través del lenguaje”, afirmó Carrió, especialista en Medicina narrativa.

Experta en el análisis de las metáforas utilizadas en la ciencia y la medicina, Guiomar Ciapuscio, profesora de Lingüística de la UBA, rescató la tradición del médico humanista que encarna Tajer y la importancia de la palabra en el quehacer médico. “Las metáforas no son sólo un recurso de la retórica, un elemento decorativo, sino un mecanismo fundamental de la cognición humana”, explicó Ciapuscio, quien mencionó algunas de las metáforas presentes en el discurso cardiológico: el corazón como una bomba, las arterias como cañerías, el desfibrilador como un cinturón de seguridad, la hipertensión como un asesino silencioso y el dolor cardíaco como fuego o un disparo de un arma. “Las metáforas pueden definir la realidad de un paciente y condicionan nuestra actividad en el mundo”, apuntó la investigadora del Conicet.

Finalmente, el cardiólogo Daniel López Rosetti recogió las reflexiones de Tajer ligadas al rol de las emociones en los pacientes y la importancia de la comunicación médica. “Todos los libros de Tajer, y también el nuevo Alegría del Corazón, tienen una gran densidad informativa, son provocativos y nos hacen pensar. Recomiendo a todos los colegas tener sus libros al alcance de la mano”, concluyó el especialista en medicina del estrés.

Alegría del corazón en la SACHernán Doval, Guiomar Ciapuscio, Silvia Carrió y Daniel López Rosetti presentaron el libro de
Carlos Tajer ante un auditorio colmado en la SAC.

SAC Móvil

¡Descarga nuestra aplicación para navegar nuestro contenido de una manera más fácil y dinámica!