facebook
twitter
youtube
rss
(11) 4961-6027/8/9 info@sac.org.ar

Valor pronóstico del índice tobillo-brazo en pacientes sometidos a intervención percutánea coronaria. Resultados intrahospitalarios y en el seguimiento a 1 año. Datos del registro SHINANO.

Por el Dr. Ricardo Beigelman del Consejo de Eco-Doppler Cardíaco y Vascular “Dr. Oscar Orías”

Prognostic Value of Ankle–Brachial Index in Patients Undergoing Percutaneous Coronary Intervention: In-Hospital and 1-Year Outcomes. From the SHINANO Registry
Naoto Hashizume, Takashi Miura, Yusuke Miyashita, Hirohiko Motoki, Soichiro Ebisawa, Atsushi Izawa, Jun Koyama, Uichi Ikeda, PhD1, Koichiro Kuwahara; SHINANO Registry Investigators.
Angiology 2017 Apr;68(4):339-345 – doi: 10.1177/0003319716653885. Epub 2016 Jul 11. PMID: 27303067

Introducción

Los pacientes con enfermedad arterial periférica (EAP) frecuentemente presentan enfermedad coronaria (EC), la cual en un importante porcentaje de casos requiere intervención percutánea (IPC). Los pacientes con EAP sometidos a IPC presentan un mayor riesgo periprocedimiento y complicaciones a largo plazo que aquellos sin EAP. Sin embargo, los resultados clínicos de los pacientes con EAP definida o borderline no han sido sistemáticamente estudiados en la era de los stents liberadores de drogas (SLD).

Objetivos

Evaluar los resultados de los pacientes con EAP definida o borderline que recibieron IPC en la era de los SLD en su estadía intrahospitalaria y en el seguimiento a un año.

Material y métodos

Estudio retrospectivo de cohorte obtenido de datos del análisis prospectivo multicéntrico para pacientes añosos con EAC sometidos a IPC (REGISTRO SHINANO). Dicho registro compara las diferencias en las características de base, y a corto y largo plazo de los resultados luego de una IPC inicial entre pacientes añosos y no añosos. Se enrolaron 1.370 pacientes en los cuales el ITB fue medido y dividido en tres grupos: a) ITB bajo: ≤ 0.9 (n = 209), b) ITB borderline: 0.9 / ≤ 1, y c) ITB normal: 1 a ≤ 1.4 (n =990). Los pacientes con ITB > 1.4 fueron excluidos, considerando que presentaban arterias no compresibles. El ITB se calculó separadamente en cada pierna y se consideró el menor de los dos valores. Los pacientes fueron seguidos prospectivamente por el lapso de un año. El punto final intrahospitalario fue la incidencia de complicaciones relacionadas a IPC incluyendo infarto agudo de miocardio (IAM) periprocedimiento, accidente cerebrovascular (ACV), perforación coronaria, sangrado, nefropatía inducida por contraste y embolias de cristales de colesterol. Los puntos finales a un año fueron considerados eventos clínicos adversos definidos como la incidencia combinada de muerte CV, IAM no fatal, ACV isquémico o hemorrágico y hemorragia mayor a un año luego del alta hospitalaria.

Resultados

La prevalencia de ITB bajo, borderline y normal fue, respectivamente, de 15.3% (n = 209), 12.5% (n = 171) y 72.3% (n = 990). En el grupo ITB bajo, 58% de los pacientes habían sido diagnosticados como portadores de EAP antes de ser sometidos a IPC. Hubo una prevalencia significativamente mayor de mujeres en los grupos borderline y bajo, y también se observaron mayores comorbilidades como diabetes, fibrilación auricular y disfunción renal. Los grupos ITB bajo y borderline tuvieron lesiones más complejas incluyendo enfermedad multivascular, lesiones difusas, enfermedad de tronco, lesiones ostiales y arteriopatías calcificadas que requirieron aterectomía rotacional. Aunque la tasa de uso de SLD fue comparable entre los grupos, la terapia antiplaquetaria dual continuada tendió a ser mayor en los grupos bajos y borderline comparadas con el grupo normal.

Complicaciones relacionadas a la IPC

Se obtuvieron resultados significativos y no significativos. Para ITB bajo, borderline y normales: significativos 1) ACV periprocedimiento 1.0% vs 1.8% vs 0.3% respectivamente, y 2) nefropatía inducida por contraste: 1.9% vs 2.9% vs 0.8% respectivamente. No significativos 1) IAM periprocedimiento: 2.4% vs 2.9% vs 1.5% respectivamente y 2) complicaciones hemorrágicas: 1.9% vs 1.2% vs 1.1% respectivamente. Teniendo todo en consideración, en los pacientes con ITB bajo y borderline hubo significativamente mayor incidencia de complicaciones relacionadas a la IPC en relación a aquellos con ITB normal: 7.7% vs 8.8% vs 4.0% respectivamente.

Resultados clínicos durante el primer año de seguimiento

En términos de muerte CV, ACV y hemorragias mayores, el grupo ITB bajo presentó mayor incidencia de eventos en comparación con aquellos con ITB borderline y normales (6.3% vs 3.6% vs 3.0% respectivamente). Se destacó la presencia de eventos hemorrágicos más frecuentemente en los grupos ITB bajo y borderline. La incidencia de hemorragias relacionadas a las muertes CV, fue significativamente mayor en los grupos ITB bajo e ITB borderline respecto al grupo ITB normal (50% vs 67% vs 20% respectivamente). Adicionalmente, en el espectro de los ACV, la hemorragia intracerebral fue más frecuentemente relacionada en los grupos ITB bajo (40%) y borderline (50%) siendo todos los ACV, en el grupo normal, de carácter isquémico.

Conclusiones

1. Los pacientes con ITB bajos y borderline presentaron significativamente más complicaciones relacionadas a la IPC y un pronóstico a un año menos favorable que los pacientes con ITB normales particularmente en el terreno de los eventos hemorrágicos.

2. Los pacientes con ITB bajo y borderline presentaron mayor tendencia a presentar IAM periprocedimiento respecto de aquellos con ITB normales (diferencia estadísticamente no significativa) aunque la incidencia fue muy baja (1.8%).

3. El ACV periprocedimiento fue infrecuente (0.5%).

4. Los pacientes con ITB bajo y borderline podrían encontrarse en un estadio progresivo de arteriosclerosis y por lo tanto padecer riesgo de ACV periprocedimiento más frecuentemente que los pacientes con ITB normales.

5. La medición rutinaria del ITB antes de la IPC podría predecir el riesgo de sus complicaciones a un año del alta hospitalaria como así también cambiar las conductas del abordaje intervencionista.

Posts relacionados