facebook
twitter
youtube
rss
(11) 4961-6027/8/9 info@sac.org.ar

Tabaquismo: Impacto y riesgos de una epidemia que afecta a la población

Creado el 29 may 2017
Comment: Off

Por la Dra. Adriana Ángel, médica cardióloga (MN 88991), miembro de la Sociedad Argentina de Cardiología.

Tabaquismo: Impacto y riesgos de una epidemia que afecta a la población

El tabaquismo es fundamentalmente un problema social. El consumo de tabaco es el principal problema de salud pública, causa de enfermedad y muerte prematura prevenible en nuestro país y en el mundo.

Es una enfermedad adictiva crónica donde la nicotina es la sustancia responsable de la adicción ya que tiene las características de una droga: genera tolerancia, dependencia física y psicológica, y cuando no se consume se manifiesta por la aparición de síntomas de síndrome de abstinencia.

El humo de tabaco contiene más de 5.000 sustancias químicas detectadas, de las cuales más de 40 son cancerígenas. La forma más común de consumo es el cigarrillo aunque existen otras como “bidis”, puro, tabaco masticado, etc.

En Argentina, los últimos datos relevados sobre la prevalencia del tabaquismo evidencian que la epidemia ha disminuido en los últimos 8 años, tanto en la población joven (13 a 15 años) como adulta (18 años y más). El 25,1% de la población consume tabaco. La Encuesta Nacional de Factores de Riesgo 2013 indica que 1 de cada 4 personas fuma y que el 36,3% está expuesto habitualmente al humo de tabaco ajeno.

En nuestro país, se producen 40.000 muertes al año por consumo de tabaco. Si se aplicaran las políticas reconocidas por la comunidad internacional en el Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (que Argentina no ha ratificado), la prevalencia del consumo de tabaco podría bajar alrededor de un 40% en los próximos 30 años. Esto representa aproximadamente 16.000 vidas salvadas anualmente.

Los riesgos para la salud se derivan del consumo directo y de la exposición al humo de tabaco de segunda mano, siendo responsable de que casi seis millones de personas mueran cada año en el mundo. El tabaquismo es un factor de riesgo conductual asociado a la enfermedad cardiovascular, al infarto de miocardio, el accidente cerebrovascular, la muerte súbita y la enfermedad vascular periférica.

Proteger a fumadores y no fumadores exige intervenir en distintos ámbitos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) plantea estrategias que tienen como meta lograr la reducción del 30% de la prevalencia de consumo actual de tabaco en las personas de 15 o más años para lograr reducir un 25% la mortalidad por enfermedad no transmisible para el año 2025.

En este sentido, la Sociedad Argentina de Cardiología y la Fundación Cardiológica Argentina apoyan el proyecto Objetivo 25×25, y desde el Consejo de Epidemiología y Prevención de la Sociedad Argentina de Cardiología se propone:

Prevención del consumo de tabaco. Educación, comunicación, formación y sensibilización de la población médica y no médica sobre los peligros de fumar y los beneficios de no hacerlo, mediante campañas masivas. Puesta en valor del tabaquismo como factor de riesgo a considerar en la consulta, y cualquier gestión de promoción de salud tanto como la importancia que se le da a la dislipemia, la HTA y la diabetes. Detección de potenciales fumadores en las consultas pediátricas. Abordaje familiar del tema.

Promoción de ambientes libres de humo. Restricciones de fumar en lugares públicos y medios de transporte, además de ofrecer asesoramiento sobre el proceso de cómo lograr ambientes libres de humo en escuelas, oficinas, ámbitos laborales y sanitarios.

Abandono del hábito de fumar. Que los servicios de salud ofrezcan sistemáticamente ayuda para dejar de fumar o sean capaces de derivar a servicios de cesación tabáquica específicos, promuevan campañas para sensibilizar y estimular a la población acerca del abandono del tabaquismo, y faciliten el acceso de la población a los servicios de tratamiento del tabaquismo, derivando, comunicando.

Promover la implementación de Impuestos más altos sobre el tabaco para reducir el uso y financiar programas de control del tabaco. Elevar notas petitorias masivas a funcionarios del Ministerio de Salud.

Desarrollar colaboradores sanitarios que faciliten la detección y denuncia de todas las formas de publicidad, promoción y patrocinio de la producción de tabaco haciendo cumplir la consigna de prohibición total de la misma.

 


1. OMS. Proyecto de marco mundial de vigilancia integral y metas para la prevención y el control de las ENT. 66.ª ASAMBLEA MUNDIAL DE LA SALUD. 2013

2. Ministerio de Salud de la Nación. Encuesta Mundial de Tabaquismo en Adultos 2012. Argentina: Ministerio de Salud de la Nación, Dirección de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles, 2013.

3. World Health Organization. Global estimate of the burden of disease from second-hand smoke. Geneva, WHO, 2010.

4. World Health Organization. Global status report on non- communicable diseases 2010. Geneva, WHO, 2010.