facebook
twitter
youtube
rss
(11) 4961-6027/8/9 info@sac.org.ar

Nuevo Consejo de Medicina Vascular

Creado el 05 feb 2018
Comment: Off

Por Alejandra Folgarait

Nuevo Consejo de Medicina Vascular

Tras más de 10 años sin la apertura de un nuevo consejo científico, en 2018 la SAC inauguró el Consejo de Medicina Vascular, que ya realizó su primer ateneo no sólo presencial sino también transmitido vía Webex a todo el país, con gran participación de cardiólogos de varias provincias argentinas.

Dirigido por Ignacio Martín Bluro y con Patricio Glenny como secretario científico y Gabriel Perea como secretario técnico, el nuevo Consejo de Medicina Vascular se propone como un espacio interdisciplinario de formación e investigación sobre las complejas problemáticas que presentan los pacientes que tienen enfermedades que afectan sus vasos periféricos.

En una entrevista realizada en una tórrida tarde de Buenos Aires, Ignacio Bluro hace un alto en la actividad hospitalaria para repasar los desafíos y los objetivos del Consejo de Medicina Vascular:

 

- ¿Por qué se creó el Consejo?

- Los cardiólogos hacemos medicina cardiovascular, pero nuestra formación está focalizada en el corazón. Históricamente, a la formación de los aspectos vasculares del cardiólogo le faltaba una profundización. Y los enfermos, hay que reconocerlo, tienen patología tanto cardíaca como vascular. ¿Quiénes abordan todas estas patologías en el ámbito de la Medicina? Lo hacen distintas especialidades, pero no hay ninguna que aborde en forma completa lo que le ocurre a los vasos sanguíneos. Desde la perspectiva del paciente, es muy importante que haya alguien que enfoque estas enfermedades, las pueda diagnosticar y tratar.

- ¿De qué enfermedades se trata?

- Todas las enfermedades que afectan a las arterias, menos a las coronarias. Estudiamos qué les pasa a las carótidas, a la aorta abdominal, las arterias renales, las de las piernas. Y qué les pasa a las venas también, ya que abordamos la enfermedad tromboembólica a nivel del pulmón. La idea es generar un espacio de estudio e investigación transversal a muchas especialidades porque toca temas cardiológicos, neurológicos, nefrológicos y aspectos ligados a la hematología, clínicos, quirúrgicos y de intervencionismo. Lo que buscamos es un Consejo que sea transversal, desde la Cardiología, y que sea federal. Es muy importante el carácter federal y, por eso, nuestras reuniones (los segundos martes de cada mes) se transmiten vía Webex. Nuestro primer ateneo, durante el mes de enero, ya se hizo de este modo y tuvo muy buena repercusión en médicos del interior del país.

- ¿A qué le atribuye este interés de los médicos?

- Había un espacio por cubrir. Hay una demanda contenida de los pacientes. Y también una demanda de los médicos por aprender, formarse y satisfacer las necesidades de los pacientes.

- Se han producido muchos avances en el tratamiento endovascular de la enfermedad arterial periférica. ¿Es la tecnología lo que está generando el “boom” de la Medicina Vascular y lo que lleva a la creación del Consejo?

- No lo creo. Hace 15 años las posibilidades de los pacientes eran mucho menores y, cuando la tecnología aparece, obviamente, se alinean los intereses de personas que vienen de distintos ámbitos. La tecnología nos provee de herramientas nuevas, pero el origen de la Medicina Vascular es la necesidad de los pacientes. Es un problema de ellos, no un invento de los médicos.

- ¿Cuál es el papel de las imágenes en el impulso a la Medicina Vascular?

- Soy un cardiólogo clínico pero las imágenes hoy son como el estetoscopio. Veo a todos los pacientes prácticamente con el eco-doppler en la mano. Precisamente, en el Consejo planeamos hacer un curso virtual de imágenes aplicadas a la Medicina Vascular este año. Pero la idea central es aportar, desde la clínica, una visión global sobre estos pacientes, que suelen ser complejos. Por ejemplo: un paciente diabético que tiene un infarto, que se queda ciego o que desarrolla una insuficiencia renal va a un hospital y un especialista le sigue la diabetes, otro el corazón, otro el ojo y otro el riñón. ¿Quién mira al paciente en su totalidad? Cada vez es más complejo tratar a estos pacientes y, de ahí, la decisión de formar un Consejo transversal e inclusivo. Somos los cardiólogos los que tenemos que tomar este lugar de formación médica, porque nos dedicamos a la medicina cardiovascular.

- ¿Cuál es la prevalencia de la patología vascular en la Argentina? ¿Hay algún dato sobre enfermedad arterial periférica, por ejemplo?

- Sabemos que más del 75% de los pacientes que sufren un infarto ya tenían enfermedad arterial periférica antes. Si se hubiese detectado, quizás se podría haber abortado el proceso que lleva al infarto. Por otra parte, en estudios epidemiológicos –no realizados en la Argentina- se observó que el 30% de las personas mayores de 65 años que fuman o son diabéticas tienen enfermedad arterial periférica.

- ¿Cuáles son los objetivos del Consejo de Medicina Vascular para este año?

- Tenemos muchos: consolidar el Consejo; organizar el Segundo Simposio de Medicina Vascular (9 de mayo, en la SAC) y el curso virtual de imágenes (segundo semestre); realizar los ateneos mensuales para todo el país; trabajar en un consenso sobre trombosis venosa profunda y desarrollar una App con algoritmos para el manejo de la patología vascular periférica. En cuanto a investigación, tenemos varios proyectos pero vamos a empezar con una encuesta entre los médicos para saber cuánto conocen sobre enfermedad vascular.

Nuevo Consejo de Medicina Vascular